El placer de practicar yoga en la naturaleza

Antinea Valadrón es una deportista ofrece clases al aire libre para ayudar con la vuelta a la rutina después del verano


«Se nota que en septiembre la gente viene con las pilas cargadas de verano». Antinea Valadrón es profesora de yoga. «Lo descubrí de casualidad y me gustó que no hay competición, no tienes esa ansiedad de lograr unos objetivos. Y, sobre todo, me encantó la combinación del movimiento con la respiración y las sensaciones que ese te produce», explica esta graduada en Ciencias de la Actividad Física, que se encarga de mimar la vuelta a la rutina de muchos vecinos de la comarca con sus clases de yoga al aire libre. «Doy clases privadas y en un centro, pero lo que más gusta es poder llevar el yoga a la naturaleza», apunta. «Practicar en una sala es increíble, pero cuando estás rodeado de naturaleza esa sensación se multiplica. Además, aumentas ese amor por la naturaleza y conciencias de lo importante que es cuidarla». Para sus clases elige lugares como el parque de Nirvana, en Oleiros: «¡A quién no le gusta practicar yoga mirando al mar!». Antinea cree que es una herramienta más para ayudar en la vuelta a la vida diaria después de las vacaciones, a sentar unas bases, «a tener un momento para ti»: «Te ayuda a buscar una vida más saludable». Su propósito: «Que la gente que viene a las clases sea un poquito más feliz en su vida diaria, con eso estoy satisfecha».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El placer de practicar yoga en la naturaleza