Un alivio en la ciudad, pero un agravio para el cinturón metropolitano

Quienes viven en municipios limítrofes seguirán pagando al menos 0,86 euros


A Coruña / La Voz

Hasta el viernes no había prácticamente diferencia de precio entre el billete del bus urbano y el básico del metropolitano, es decir, por el que emplean los residentes en los municipios limítrofes de A Coruña para llegar a la ciudad. Desde Arteixo, Cambre, Culleredo y Oleiros cuesta 0,86 el trayecto, casi igual que los 0,85 que cobraba Tranvías (y que ahora se han quedado en 0,75), en ambos casos pagando con tarjeta, pues en metálico la diferencia era mayor: 1,55 del área frente a 1,30 de A Coruña (1,20 ahora).

No hay debate sobre los puntos más alejados de esos municipios, pero sí para quienes viven cerca de las fronteras coruñesas. En O Portádego, Santa Cristina y Fonteculler, por citar tres ejemplos, los vecinos que acudan a la urbe seguirán abonando al menos 0,86 euros por trayectos que muchas veces son más cortos que los que abonan los coruñeses por recorrer la ciudad de un lado a otro.

El bus metropolitano sale sensiblemente más caro si se paga en metálico, porque así se eleva a 1,55 euros. La diferencia con los 0,86 de la tarifa bonificada los paga la Xunta. 

Menores de 18, gratis

El porcentaje de quienes pagan con tarjeta los viajes para disfrutar de esa bonificación es cada vez mayor. En el 2018, concretamente, el 81 % de los usuarios del bus abonaron el servicio de esa manera. Fueron 38.255.293 viajes con tarjeta frente a los 8,9 millones pagadas en metálico. En total son 47 millones de viajes, prácticamente la mitad de los 97 millones que se produjeron en las cinco áreas metropolitanas gallegas.

Además, la Xunta subvenciona los desplazamientos metropolitanos de los menores de 18 años afincados en el entorno. Ellos viajan gratis y la cifra de desplazamientos alcanzó el año pasado los 1,5 millones, con algo más de 16.000 tarjetas expedidas.

En el caso de los buses metropolitanos las mejoras vinieron también de la implantación del plan de entrada de los vehículos hasta el centro de A Coruña. Permite llegar allí sin hacer transbordos. En caso de hacerlos, también están subvencionados por lo que el primero es gratis.

Las tarifas varían dependiendo del municipio de procedencia de los usuarios. Cuanto más lejos de A Coruña, más caro. Para los que llegan de Santa Cruz, por ejemplo, el precio no resulta elevado, pero sí lo es para quien sale de Santa Cristina, a donde por el momento no llegan los urbanos coruñeses. El área está ahora más integrada en la ciudad, pero todavía falta camino para igualar condiciones.

Casi una hora para viajar entre San Pedro de Nós y la plaza de Ourense

Los usuarios del bus metropolitano demandan, en general, mejoras en las frecuencias y mejoras en los tiempos de las conexiones. En la ruta que cubre Calpita entre San Pedro de Nós y A Coruña, una vía que mueve más pasajero al año que Alvedro -pasa del millón- se pidieron mejoras este verano porque, cuenta una usuaria que emplea a diario el bus desde O Temple, «la gente iba como sardinas en lata».

Eso mejoró con un bus de refuerzo que funciona algunos días. «A veces también viene lleno», dice.

La situación ha mejorado pero todavía puede hacerlo más, dicen los usuarios, porque los tiempos que ofrece la empresa no siempre se cumplen. Así, en teoría llegar desde San Pedro de Nós hasta la plaza de Ourense en el Calpita lleva 31 minutos. Sin embargo, cuenta la usuaria del servicio, esta misma semana necesitaron 50 minutos para cubrir esa distancia: salieron a las 8.30 horas y llegaron a su destino a las 9.20 horas.

El tiempo es significativo si se tiene en cuenta que, según los cálculos de los navegadores, se puede hacer ese tramo en 38 minutos en bicicleta. El bus pasa por O Temple cada 15 minutos, pero la usuaria que se sube a él desde hace 20 años indica que «hay demanda suficiente para que pase uno cada diez minutos». Así se evitarían mejor los apretones.

El viaje en bus cuesta con la nueva tarifa 15 céntimos menos en A Coruña que en Vigo

E. Eiroa

Los vigueses cuentan con viajes gratis para pensionistas que no hay en la urbe coruñesa

El transporte urbano de A Coruña agranda su diferencia de precio con el de Vigo. Ya era más barato antes de la última rebaja aprobada por el gobierno local (1,30 euros frente a 1,35 en el billete ordinario) pero con los diez céntimos que restó María Pita en cada viaje el hueco se agranda hasta los 15 céntimos por trayecto a favor de A Coruña.

En casi todos los tramos es hoy (ya lo era antes, pero ahora con mayor diferencia) más barato el transporte herculino que el vigués, aunque hay excepciones.

Las cifras se pueden comparar porque las dos urbes son las únicas con proporciones similares en Galicia. Es más, en los dos casos el número de viajes realizados al año por las compañías que llevan el servicio en las dos ciudades es similar, en torno a 21,5 millones de billetes expedidos. También las flotas guardan similitudes, con 93 buses en A Coruña y 124 en Vigo. Este último municipio tiene una extensión sensiblemente superior a la coruñesa, con 110 kilómetros cuadrados frente a los 37 del norte.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Un alivio en la ciudad, pero un agravio para el cinturón metropolitano