Obras en viales de la provincia permiten hallar nueve yacimientos en diez años

Los restos arqueológicos obligaron en algunos casos a modificar el trazado original


santiago / la voz

Hace año y medio, en las ya retrasadas obras de la autovía entre Lugo y Santiago, la A-54, se hallaron restos arqueológicos en la zona conocida como Mámoas de Fontalén, en el tramo de Lavacolla a Arzúa, que obligaron a intervenir a la Dirección Xeral de Patrimonio para evaluar la importancia de esos vestigios. Afortunadamente, no fue necesario paralizar los trabajos de la autovía ya que, si bien los restos son importantes desde el punto de vista científico, no tienen interés visual ni pueden ser musealizados, ya que se trata de fondos de cabaña -estructuras habitacionales- analizadas con fotometrías y drones en un área de dos kilómetros cuadrados.

Fontalén (O Pino). En la construcción de la autovía A-54, a la altura de O Pino, se descubrieron 132 fondos de cabaña; es decir, estructuras habitacionales en un radio de dos kilómetros y que podrían pertenecer a una comunidad de la Edad de Bronce, aunque se está a la espera de los resultados de las analíticas del C14 para datarlas.
Fontalén (O Pino). En la construcción de la autovía A-54, a la altura de O Pino, se descubrieron 132 fondos de cabaña; es decir, estructuras habitacionales en un radio de dos kilómetros y que podrían pertenecer a una comunidad de la Edad de Bronce, aunque se está a la espera de los resultados de las analíticas del C14 para datarlas.

Son, en total, 160 estructuras arqueológicas de la Edad de Bronce, con más de 3.000 años de antigüedad, que están a la espera de los resultados de la prueba de C14 (carbono 14) para ser datadas con más precisión. Esos restos, que hacen pensar en un importante núcleo poblacional de cuya presencia ya se tenía constancia pero del que se espera obtener ahora muchos más datos, se suman a los hallazgos encontrados hace tiempo en Palas de Rei y a los túmulos estudiados en otro tramo, en el entorno de la Mámoa de Pedra Fita.

Eso, en lo que respecta a la A-54, pero los hallazgos de interés histórico que se descubren coincidiendo con obras en las infraestructuras de la provincia de A Coruña han permitido, en el último decenio, localizar e investigar estructuras, castros, capillas o dólmenes en nueve puntos relevantes en los últimos diez años. El acondicionamiento de carreteras varias, la mejora de la AP-9, la construcción de la Vía Ártabra, las nuevas vías de alta capacidad o el trazado de alta velocidad provocaron, en todos estos casos, la actuación de Patrimonio ante el hallazgo de restos que van desde los 3.000 años de antigüedad al siglo XVII.

Hay de todo, y todo interesante. Vestigios de antiguos núcleos de población de los que ya solo quedan huellas en los terrenos; castros, murallas, calzadas, cerámicas, monedas... Una capilla en Rois que fue reconstruida, restos del yacimiento de Castrelo en A Laxe que fueron musealizados, espacios que fueron acotados y conservados in situ y modificaciones en el trazado original de la infraestructura en cuestión para garantizar la conservación de los hallazgos, como ocurrió en la ampliación de la capacidad de la AP-9 a su paso por Angrois, en Santiago o en el acondicionamiento de la carretera AC-433 entre Ponte do Porto y Laxe.

Castrelo (Laxe). El descubrimiento de yacimientos de considerable valor, como una muralla de un castro, una puerta y un camino de acceso en las obras de acondicionamiento de la A-433, obligó a desviar el trazado original de la carretera. Los restos arqueológicos fueron puestos en valor y pueden visitarse.
Castrelo (Laxe). El descubrimiento de yacimientos de considerable valor, como una muralla de un castro, una puerta y un camino de acceso en las obras de acondicionamiento de la A-433, obligó a desviar el trazado original de la carretera. Los restos arqueológicos fueron puestos en valor y pueden visitarse.

En realidad, es habitual que muchos restos de interés histórico se descubran coincidiendo con obras en la red viaria y ferroviaria, porque dichos trabajos obligan a desbrozar grandes áreas que desvelan tesoros del patrimonio etnográfico o arqueológico que llevaban siglos escondidos por la maleza. Esas actuaciones permitieron que, en los últimos diez años, los estudiosos hayan avanzado en el conocimiento de antiguos asentamientos de O Pino o Angrois, de los castros de Laxe y Oleiros, de los yacimientos de Zas, Noia y Cabana o del misterio que rodea a la capilla del Socorro que la maleza ocultaba en Rois. 

Los vestigios van de asentamientos de la Edad del Bronce a capillas del siglo XVII

De algunos restos ya se tenía constancia pero no se había intervenido en ellos y otros fueron todo un descubrimiento. Algunos se detectaron en el trazado del AVE; otros, en el de la AP-9 y los demás, en distintas vías que vertebran la provincia de A Coruña. 

Vía ártabra vg-1.3

Castro de Edreira (Oleiros). Los trabajos permitieron profundizar en el conocimiento del sistema defensivo del castro, configurados por tres fosos y un parapeto de tierra. El material localizado, la mayoría de la época romana, permitió datar los restos en el cambio de era. 

autovía a-54

Mámoa de Pena Fita (O Pino). Otro descubrimiento arqueológico a raíz de la construcción de la autovía de Santiago a Lugo, en el tramo Lavacolla-Arzúa. Las excavaciones realizadas permitieron documentar una masa tumular y restos de estructuras de piedra. Se está a la espera de los resultados de la prueba de C14 para datarlas. 

ampliación ap-9

Castro de Angrois (Santiago). A raíz de las obras de ampliación de capacidad de la AP-9 en Santiago se realizaron muestreos arqueológicos en el entorno del Castro de Angrois y Santa Lucía que permitieron documentar restos en el ámbito de protección del yacimiento y dos fosos vinculados al sistema defensivo del castro, fuera de su ámbito de protección. El hallazgo obligó a modificar el proyecto de obra para que no se viesen afectados los restos. 

ALTA VELOCIDAD

Capilla del Socorro (Rois). Capilla abandonada y cubierta de vegetación que se documentó cuando se construyó el gasoducto. Se realizó un estudio de evaluación del impacto de la línea de alta velocidad y se llevó a cabo una limpieza de la zona por si había restos vinculados a la capilla, que finalmente fue desmontada y reconstruida en las proximidades. Los trabajos arqueológicos confirmaron que se trataba de una estructura rectangular con porche de entrada y bancos corridos adosados a los muros y portada con arco de medio punto. En el interior se conservaba parte del enlosado y restos del altar. Entre los materiales localizados, en consonancia con una construcción del siglo XVII, destacan trece monedas de los reinados de Felipe IV, Carlos III y Fernando VII.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Obras en viales de la provincia permiten hallar nueve yacimientos en diez años