La Xunta buscará la guarida del jabalí que deambula por Beiramar y Perillo

Una vez localizada la zona donde encama, los técnicos decidirán cómo se captura

La sorpresa de los vecinos al ver a un jabalí en Oleiros Peculiar visitante en Beiramar

Oleiros / la voz

La Consellería de Medio Ambiente tomará medidas para evitar que el jabalí que frecuenta la zona de Beiramar y Perillo, en Oleiros, siga familiarizándose con el ámbito urbano. Responsables de este departamento de la Xunta confirmaron ayer que los técnicos y expertos en animales de gran porte iniciarán en breve un estudio y un seguimiento del animal para localizar su guarida nocturna. Explicaron que una vez establecidas las medidas para localizar la zona donde encama, de analizar su comportamiento y costumbres, se valorarán las alternativas para evitar que este animal silvestre siga adentrándose en los núcleos urbanos. «Una vez tengamos todos los datos, se valorará cuál es la solución más adecuada», indicaron. Esas soluciones pasan, entre otras opciones, por organizar una batida delimitada al ámbito de monte donde pernocta o intentar de nuevo su captura mediante arqueros. Los técnicos de la Xunta recordaron que los jabalíes son animales muy sociables pero al mismo tiempo muy desconfiados con cualquier elemento extraño que se añada a su entorno. Esto unido a su olfato muy desarrollado le permite detectar enemigos a más de 100 metros de distancia. Todo ello hace que su captura no sea tan fácil como se cree. «Por ello se tendrá que estudiar el método más eficaz y que el animal sea menos capaz de detectar», explicaron.

En todo caso, desde la jefatura territorial de la Consellería de Medio Ambiente recordaron que en ningún caso los vecinos deben darle comida al jabalí: «La gente debería ser lo más hostil con el jabalí y no facilitarle la vida en el casco urbano», indicaron. En este argumento coincide el profesor de la Facultade de Veterinaria de Lugo (USC) Luis Fidalgo Álvarez, experto que participó en la elaboración del programa para la gestión del jabalí en la comunidad autónoma. «No se le debe dar de comer a un jabalí. Hay que hacer todo lo contrario y que no se sienta bienvenido en el entorno urbano. Son animales que se adaptan muy bien a diferentes entornos y si accede a la comida de forma fácil, se puede crear un problema a largo plazo». Explicó que en el campus de Bellaterra, perteneciente a la Universidad Autónoma de Barcelona, es un problema que sufren desde hace tiempo y, ahora, tienen que atajar con jaulas permanentes que se activan cuando hay más actividad. «Por eso digo que se acostumbran y adaptan muy rápido a un nuevo entorno, y más si en él tiene comida fácil y no tiene que ocultarse de ningún depredador».

«Puede causar heridas importantes»

Los jabalíes no son animales agresivos y no suelen atacar al hombre. Pero en situaciones en las que se ve acorralado o en peligro, en su huida, «se lleva por delante todo lo que encuentra». El veterinario Luis Fidalgo explica que sin pretender atacar, simplemente pasando cerca de una persona, «puede causar traumatismos o cortes graves». De hecho, las heridas que causa son sucias: «Sus colmillos no hacen un corte quirúrgico, sino que hacen siembra de gérmenes indeterminados que tienen en la boca y en el sarro de ese diente». Explica que los cortes son profundos, parecidos a los que puede hacer la cornada de un toro. «Es decir, que además desgarra y destruye el tejido por dentro. Sus heridas siempre son peores de lo que parecen por fuera», comenta este experto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La Xunta buscará la guarida del jabalí que deambula por Beiramar y Perillo