La Policía Local recoge una iguana de cerca de dos metros en una calle de Ferrol

El reptil se escapó de un terrario y su dueño lo recuperó tres horas más tarde en el cuartel de San Xoán


Ferrol

La aparición de una iguana de considerables dimensiones caminando, a veces, y reptando otras, por una acera de la Cabalo Blanco, en Ferrol, causó sorpresa o incluso temor entre el vecindario. Un ciudadano alertó a la Policía Local y una patrulla logró capturar al reptil, no sin recelo, debido precisamente a su tamaño, cuando ya se adentraba en una zona de campo.

La iguana, que se comprobó que mide 1,80 metros, fue trasladada en el vehículo policial al cuartel de San Xoán, en el que le ofrecieron comida propia para este tipo de animales exóticos, pero la rechazó. Los agentes apreciaron que el animal estaba frío, por lo que la instalaron en una caja y la pusieron al sol, con lo que ya comenzó a animarse, cambió de color e incluso se escapó varias veces del receptáculo. Desde el cuartel se comunicó el hallazgo al Centro de Recuperación de Fauna Salvaxe de Oleiros, desde el que se les respondió que, al tratarse de un animal exótico, no entraba dentro de las especies que ellos recogen. En vista de la situación, y teniendo en cuenta que se sospechaba que la iguana puedo haberse escapado de un terrario, porque está bien cuidada, los agentes decidieron publicar el hallazgo en las redes, con la idea que el dueño conozca su paradero y pase a recogerla.

La historia tuvo un final feliz, porque a las ocho de la tarde, tres horas después del hallazgo, el propietario se personó en el cuartel policial para hacerse cargo de la iguana, que, efectivamente, se le había escapado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Policía Local recoge una iguana de cerca de dos metros en una calle de Ferrol