«Esto se desmadró: el domingo conté cuatro barbacoas en Santa Cristina»

Una familia tenía ayer en la zona arbolada una bombona de butano para cocinar


Oleiros / la voz

El gobierno local de Oleiros ordenó ayer a los trabajadores del servicio municipal de limpieza realizar un trabajo extra en la playa de Santa Cristina. Aunque habitualmente los empleados se limitan a retirar la basura de las papeleras y de los espacios públicos, ayer por la mañana también recogieron los desperdicios que se acumulaban en la parcela privada que linda con el hotel City House Rías Altas y donde los bañistas suelen desplegar mesas y sillas. También advirtieron a una familia, que presumiblemente pasó allí la noche, de que está prohibida la acampada libre y que tampoco se pueden realizar barbacoas. Ante la advertencia, esa familia retiró todos sus enseres de la finca privada y las acumuló bajo una lona junto a un eucalipto de la zona pública. Entre esos enseres había una bombona de butano, una barbacoa y combustible para cocinar.

Responsables municipales confirmaron que la limpieza de las playas y del eucaliptal se realiza todos los días, pero que ayer, de forma extraordinaria y por las quejas recibidas de la presencia de basura, se decidió extender estas labores a la finca privada. De hecho, los bañistas confirmaron que el incivismo en este punto es un «problema reincidente» e, incluso, es habitual que ciertas familias o grupos tiren todo tipo de despojos sin control, realicen barbacoas o prendan fuego directamente en el suelo. «Esto se ha desmadrado del todo. El domingo anterior al de esta semana contabilicé aquí al menos cuatro barbacoas, cuando está totalmente prohibido. Y si viene la Policía Local, cuando se van, vuelven a prender el fuego», explicó una usuaria de la playa.

Otros grupos de bañistas que suelen ocupar un lugar de sombra bajo los árboles explicaron que ellos llevan viniendo a este punto cerca de 20 años: «Cuando llegamos por la mañana recogemos los desperdicios que hay en el suelo para poner nuestras mesas y sillas. Y, cuando nos vamos, dejamos esto impecable. No somos nosotros los que dejamos esto como un basurero», aclararon. Apuntan a que son otras personas las que dejan tirado todo tipo de desperdicios: «Hay pañales, ropa de niño, toallitas, botellas e incluso ropa de cama e hinchables. El otro día dejaron cáscaras de gamba por todo el suelo... Y siempre son los mismos», explican mientras señalan los restos de una hoguera. «No, no. No es del San Juan», aclaran mientras reconocen el peligro de prender fuego en una zona arbolada como la de Santa Cristina. «Sabemos que es una finca privada, pero el temor que tenemos es que la propietaria, al final, tenga que cerrar la parcela. Nosotros disfrutamos de este entorno privilegiado y somos respetuosos con él, pero otros no», aclaran.

Una mejora en los aseos

Otros bañistas inciden en que el estado de los aseos portátiles es «lamentable» y que mucha gente se adentra entre la espesura de esta finca para hacer sus necesidades. «Y ello origina malos olores» y problemas de salubridad. Reclaman que se limpien con más asiduidad: «A primera hora de la mañana están bien, pero por la tarde ya no se puede entrar. Aquí vienen miles de personas y hay gente de todo tipo, pero no puede ser que una perla como Santa Cristina no tenga unos baños decentes», comentan.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

«Esto se desmadró: el domingo conté cuatro barbacoas en Santa Cristina»