Menos máquinas en Santa Cruz y Perillo por el fin de obra del aliviadero y del sifón

El tanque de tormentas estará operativo en dos meses y el colector, en julio

.

Oleiros / la voz

Las dos obras más importantes que en este momento se están ejecutando en el Concello de Oleiros llegan a su recta final. La empresa Arias Infraestructuras S.A. está rematando el proyecto de construcción del tanque de tormentas de Santa Cruz y, la misma empresa, ultima los trabajos del sifón soterrado en la avenida Che Guevara, en Perillo y Santa Cristina. Ambas infraestructuras se pondrán en funcionamiento en breve, lo que permitirá liberar de máquinas ambas localidades y la reapertura de calles que se mantuvieron cerradas casi dos años. También, y lo más importante, supondrá mejorar el sistema de saneamiento, lo que contribuirá a una mejora en la calidad de las aguas de la ría. Los informes técnicos estiman que la población beneficiada en un horizonte hasta el 2034 será de 55.700 habitantes.

Responsables de la Consellería de Infraestruturas confirmaron que la ejecución del nuevo tanque de tormentas está prácticamente completada y que tan solo faltan «detalles». La previsión es poner en marcha el nuevo aliviadero a finales del mes de agosto. Una vez iniciada la fase de pruebas y corregidas las incidencias, se dejará inoperativo el viejo tanque de tormentas y se procederá al derribo de las antiguas dependencias. Después, solo restará abordar la reurbanización del entorno del parque Luis Seoane y acondicionar el estanque de los patos y reubicar el parque infantil, que será más grande que el anterior.

Las obras del tanque de tormentas fueron adjudicadas por casi tres millones de euros con un plazo de ejecución de 18 meses. Las nuevas instalaciones son cuatro veces más grandes que las actuales aunque, al estar soterradas, no ocupan tanto espacio en superficie. Al tener más capacidad, también se evitará que lleguen a la playa de Santa Cruz los vertidos que se producen cuando rebosan las alcantarillas debido a las lluvias. El proyecto, que comenzó a ejecutarse en abril del 2017, también contempla la modificación del tramo final de los colectores generales que van a la playa y al río, con el objetivo de reconducir las aguas residuales al tanque.

Por otro lado, el sifón que se instaló a lo largo de la avenida Che Guevara se pondrá en funcionamiento a finales del mes de julio. «Tan solo quedan remates y solventar algunas incidencias detectadas en las pruebas de carga que se están llevando a cabo», confirmaron desde la Xunta. De hecho, una fuga con aire que se localizó el pasado miércoles ya se está solventando. Y, a pesar de que esto ha obligado a reabrir zanjas en la carretera, desde la Consellería de Medio Ambiente esperan que la incidencia no retrase la puesta en marcha de la nueva infraestructura. La Xunta adjudicó los trabajos por 1,6 millones de euros y un plazo de ejecución de un año, aunque las obras finalizaron antes de lo previsto: en tan solo ocho meses. Esta obra no solo permitirá mejorar la red de saneamiento en la zona norte del municipio de Oleiros, sino también optimizar los bombeos de A Pasaxe y O Temple.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Menos máquinas en Santa Cruz y Perillo por el fin de obra del aliviadero y del sifón