Parques cuidados y muy frecuentados por los vecinos

Los espacios verdes de Ibarrola, José Martí y Santa Cruz destacan por su cuidado aunque los usuarios señalan desperfectos

.
c. a.
oleiros / la voz

Los parques son uno de los puntos fuertes del Concello de Oleiros. Muchos de ellos son elegidos como escenario para reportajes fotográficos de bodas por su belleza. Es el caso del parque de Ibarrola, que se encuentra escondido en el centro de Montrove. Conocido por ser el lugar en que se estrelló el Caranelle de Aviaco, este parque parece uno de los bosques encantados de las películas de Disney.

El recinto está cuidado, ya que «todos los días vienen cuatro o cinco chicos de mantenimiento», explica Joseph Vázquez. Este vecino es americano descendiente de gallegos. A pesar de haberse criado en Nueva York, «siempre me interesó la agronomía», explica, «por eso sé que el mantenimiento de este parque es muy caro, pero es lo que hay que pagar para que esté así de bonito».

Los exteriores del parque, sin embargo, no reciben el mismo cuidado que el interior. Al lado de la entrada se pueden ver varias piedras en medio del camino y tierra batida. «Hay muchos jabalíes por la zona, buscan raíces y comida y dejan así el suelo», explica. 

Santa Cristina

El parque José Martí, en Santa Cristina, es otro de los más visitados en la localidad de Oleiros. Con la llegada de la primavera es muy común que los árboles de este parque produzcan mucho polen, que acaba acumulándose en el suelo.

Con todo, los niños están encantados con el recinto porque tiene zonas muy amplias para hacer deporte. No obstante, los vecinos se quejan de que hay losetas sueltas en zonas de paso con las que la gente podría tropezar.

La zona infantil es bastante completa aunque «se echa de menos algún columpio para bebés y juegos para niños con discapacidad», comenta Pilar García, una vecina de la zona que también cree que «deberían limpiar un poco el tobogán».

A pesar de que el parque está muy acondicionado para niños, tiene ciertas deficiencias para la población de más edad. 

Santa Cruz

Unos kilómetros más al norte se encuentra el parque de Santa Cruz, en donde patos y ocas campan libremente. Actualmente los alrededores del parque están en obras, por lo que el terreno está un poco revuelto. «Las casetas de los patos no están muy cuidadas, espero que al terminar las obras las arreglen», comenta Raúl Oubiña, un joven que frecuenta el recinto. Por su parte, una madre que suele llevar a sus hijos a este parque añade que «hay ratas». Espera, también, que le pongan solución pronto.

En cuanto al río que cruza el parque, Ricardo Vilariño, residente en Santa Cruz, cree que «está un poco sucio. Habría que limpiarlo más a menudo porque huele mal muchas veces. También por los patos, que es donde están», explica. Con todo, no duda en remarcar que «el alcalde se porta muy bien con los parques de la zona».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Parques cuidados y muy frecuentados por los vecinos