Seis intereses diferentes que viajan en el mismo autobús


Oleiros / la voz

Hay seis partes implicadas en el proyecto para que el bus urbano 1A llegue a Santa Cristina: la Xunta, los ayuntamientos de Oleiros y A Coruña, la Compañía de Tranvías, las otras empresas de transporte y los usuarios del servicio. La mayoría están interesados en que la propuesta de Oleiros prospere, pero por motivos diferentes. En el caso de Oleiros, el alcalde, Ángel García Seoane, ya dejó claro que su principal interés en la prolongación de la línea era descongestionar el tráfico en Santa Cristina y evitar los atascos que ya son un clásico durante la época estival. Aunque el gobierno local recauda una cuantiosa cantidad económica con los parquímetros que comenzarán a funcionar el próximo 1 de junio, desde el gobierno local prefieren liberar las carreteras de coches. Algunos apuntaban a que este proyecto olía a electoralista, dado que Alternativa dos Veciños volverá a presentarse a las municipales. Pero García Seoane lo negó tajantemente. Otra de las partes afectadas es el Ayuntamiento de A Coruña. En este caso, el concejal de Mobilidade Sostible, Daniel Díaz Grandío, tan solo actuó como maestro de ceremonias, propiciando el encuentro entre la compañía y Oleiros, viendo que la ampliación en el servicio beneficiaría a buena parte de la ciudad, dado que el 1A parte de la Ciudad Vieja y discurre por diferentes barrios antes de llegar a A Pasaxe. En el caso de la Compañía de Tranvías, prima la rentabilidad económica. Ampliar el recorrido del 1A hasta Santa Cristina tan solo supondría aportar un autobús más a la línea para mejorar las frecuencias, garantizando más usuarios durante los dos meses que estaría operativo este servicio antes inexistente. El beneficio para los usuarios también está claro, en cuanto tendrían un servicio directo desde prácticamente toda la ciudad a una de las playas más visitadas por los coruñeses. La Xunta pretende mantener una buena entente con los ayuntamientos del área coruñesa y favorecer mejoras en la movilidad, teniendo en cuenta que en menos de un año habrá que reestructurar todo el sistema de concesiones de transporte. El proyecto que plantea Oleiros para dar servicio a la playa de Santa Cristina choca con los intereses de las compañías concesionarias de las líneas del bus metropolitano. De hecho, sus responsables defienden que los servicios existentes ya cubren esta demanda con las 80 expediciones que realizan a diario. Eso sí, con la parada principal en Entrejardines.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Seis intereses diferentes que viajan en el mismo autobús