La ampliación de A Pasaxe se retrasa

Fomento aprueba una prórroga en un proyecto que tenía que estar rematado el mes que viene

.

A Coruña / La Voz

El puente de A Pasaxe salía de cuentas en poco más de un mes. En el mes de abril estaba previsto que el proyecto de ejecución de las obras previstas estuviera rematado. Ya debería estar terminado el denominado proyecto de trazado. Pero por el momento, habrá que seguir esperando no ya por la obra, sino por los trámites previos. El Ministerio de Fomento, titular de esa infraestructura y responsable de su anunciada ampliación, acaba de firmar una prórroga con la empresa redactora del proyecto para llevar más allá del límite marcado en los pliegos la finalización del documento.

Desde Fomento no cuantificaron la nueva demora, pero indican que es necesaria «ante la complejidad de los trabajos a realizar». En todo caso, antes de ver la licitación -no ya las obras- habrá que tener paciencia, porque en el ministerio explican también que las actuaciones han de pasar por el trámite de evaluación ambiental por la posible afectación a la ría de O Burgo. En ese documento, dicen, se está trabajando para remitirlo próximamente al Ministerio de Medio Ambiente.

Febrero del 2015

Primer anuncio. La entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, aterrizaba en A Coruña -en año electoral- y dos años después de anunciar la ampliación de Alfonso Molina completaba la reforma del principal acceso a la ciudad garantizando que también el puente de A Pasaxe vería incrementada su capacidad de absorber tráfico. Entonces no se habló de plazos.

Octubre del 2015

La primera licitación. La obra se iba concretando y salía a licitación, por 900.000 euros, el proyecto. Iba a estar listo en siete meses. Según las previsiones que se manejaban entonces, la obra duraría nueve meses y en el 2018 estaría ya rematada.

  

Marzo del 2016

Anulado el proceso. El Ministerio de Fomento hubo de anular más de 40 procesos de licitación por errores de forma detectados por el tribunal que fiscaliza las contrataciones. En el paquete iba el de A Pasaxe. Los tiempos paraban de contar mientras no se encontraba una solución. Al final, los defectos detectados obligaron a empezar otra vez de cero.

  

Abril del 2016

Segunda licitación. Un mes después del parón se empezaría a trabajar en el nuevo contrato. En esencia, el proyecto y el presupuesto eran idénticos, pero el error cometido obligaba a tener que pasar de nuevo por todos los plazos y trámites.

  

Mayo del 2017

Adjudicación. La redacción del documento fue finalmente adjudicada a una UTE integrada por Iceacsa, que recibiría 573.000 euros. Desde el anuncio de la nueva licitación hasta la adjudicación habían transcurrido 13 meses. Todavía faltaba otro más para la firma con la empresa.

  

Plazos

Siete y nueve meses. En el pliego del concurso figuraban los plazos en los que la empresa tendría que entregar los trabajos. A los siete meses debería estar rematado el proyecto de trazado, y en nueve meses el proyecto constructivo. A día de hoy, con los plazos para el primero de ellos ya cumplido y del segundo a unas semanas de estarlo, no lo están, sino que la compañía tendrá más tiempo para entregar esos documentos.

  

La obra

De seis a ocho carriles. Los trabajos previstos por Fomento aprovecharán la estructura existente, doblando la plataforma. Es decir, construyendo en paralelo un nuevo paso al mismo nivel, que discurriría por la cara del puente más cercano a la playa de Santa Cristina. Los seis carriles actuales -tres por cada sentido- se convertirán cuando acaben las actuaciones en ocho, pero además, el nuevo puente contará con una vía separada de 6,3 metros de ancho para permitir el paso de peatones y bicicletas. El carril bici por el puente será necesario para permitir conectar las vías ciclistas de A Coruña con las de Oleiros. Actualmente la estrechez de las aceras existentes impide reordenarlas con ese fin.

  

Presupuesto

24,5 millones. Aunque han variado los plazos, lo que sigue igual es el presupuesto. Según las previsiones del ministerio harán falta 24,5 millones de euros para doblar el puente de A Pasaxe. La cantidad es superior a la que se destinará a Alfonso Molina (21 millones) y también al vial 18 (19 millones). Ese dinero, de todos modos, todavía no figura consignado en ninguna partida presupuestaria. Así, todo indica que las obras no empezarán durante el actual mandato y lo harán, con suerte, en el próximo, eso sí, seguramente después de que se termine la ampliación de Alfonso Molina, para conectar ambas vías. Otra obra a la que por ahora resulta imposible adjudicar un plazo.

El ministerio invertirá 3 millones de euros en asfaltar Alfonso Molina desde A Coruña a Cambre, así como la N-VI hasta Lugo

Antes de emprender la ampliación de Alfonso Molina el ministerio tiene previsto asfaltar íntegramente el tramo de la vía del que es titular, desde el centro de A Coruña hasta Cambre, pasando por Oleiros. Las obras forman parte de un paquete que incluye también la mejora del asfaltado de la N-VI hasta el límite con la provincia de Lugo, desde O Carballo (Oleiros) hasta Aranga pasando por Sada, Bergondo, Betanzos y Coirós.

La licitación de todos esos trabajos se publicará de modo inmediato en el BOE. Tienen un presupuesto total de 3 millones de euros. La renovación del firme en Alfonso Molina se llevará a cabo, de este modo, poco antes de que comience la ampliación, que seguramente hará necesario asfaltar de nuevo, al menos parcialmente.

 Por otra parte, el ministerio también tiene lista para publicar de modo inminente la licitación de las dos pasarelas peatonales sobre la AC-12 a su paso por Oleiros. Las ubicará en los puntos kilométricos 5,5 y 6, pasando a existir, cuando estén terminadas, cinco pasarelas en un tramo de dos kilómetros de vía. Los dos pasos saldrán a concurso por 1,28 millones de euros. Además de contar con escaleras de acceso, tendrán también ascensores desde el nivel de la acera para facilitar la movilidad.

El BNG carga contra la reforma de la AC-12, que el alcalde espera ahora que se haga cuanto antes

La polémica sobre la ampliación o no de Alfonso Molina surgió a principios del actual mandato, cuando la Marea se opuso al plan que habían cerrado el anterior gobierno local y Fomento. Tras un largo tira y afloja el ministerio y el Ayuntamiento cerraron un acuerdo: habría ampliación y también actuaciones de mejora de las márgenes y reducción de los límites de velocidad, entre otras.

Los peros a la reforma del principal acceso a la ciudad parecían haber desaparecido, pero el BNG volvió ayer al asunto asegurando que la avenida, en su configuración actual, no necesita ampliación alguna y que la fluidez del tráfico, salvo accidentes, es correcta. Las obras, indicaban ayer desde la formación, solo sirven para satisfacer los intereses de Audasa.

«É necesario adecentar Alfonso Molina e solventar trenzados, accesos ao Ofimático e outras cousas», dijo ayer el alcalde, Xulio Ferreiro, quien eludió reabrir la polémica: «Eu non falaría tanto de ampliación como de actualización e humanización», dijo. Ferreiro espera que los trámites pendientes en Fomento se resuelvan cuanto antes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

La ampliación de A Pasaxe se retrasa