La Marea exige acelerar Lavedra 5 días después de votar en contra

Los gobiernos de A Coruña, Sada, Cambre y Bergondo secundaron al alcalde de Oleiros


a Coruña / la voz

En el pleno del lunes, el gobierno de la Marea votó en contra de una moción del PP que les instaba a «concretar la cesión de los suelos municipales necesarios para la mejora y remodelación de Alfonso Molina», incluyéndolos en un convenio de colaboración con el Ministerio de Fomento». Ayer, cinco días después, los ediles de Rexeneración Urbana y Mobilidade Sostible, Xiao Varela y Daniel Díaz, se concentraron detrás de una pancarta que exigía a Fomento iniciar «xa» la mejora de los accesos a la ciudad.

El contraste es todavía mayor si se recuerda que la Marea empezó el mandato rechazando la ampliación de la avenida: «A nosa idea sobre Alfonso Molina é humanizala, humanizala non pasa por ampliala» afirmó Xiao Varela en julio del 2015. Pero la pancarta tras la que se situó ayer exigía, en primer lugar, la «ampliación de Alfonso Molina».

La concentración fue convocada por el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane. Tuvo lugar frente a la Delegación del Gobierno en Galicia y reunió a unas 150 personas a pesar de la fuerte lluvia. También participaron en ella los regidores de Cambre y Sada, Óscar García Patiño y Benito Portela, y el teniente de alcalde de Bergondo, Juan Fariña.

Pese a que acudieron tres regidores, el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, excusó su presencia en la concentración. Según argumentó el viernes en Radio Voz, a esas horas debía oficiar una boda y también recordó el papel institucional de su puesto.

Fue Xiao Varela el que explicó el giro dado por el gobierno local. Aseguró que la votación de la Marea en el pleno del lunes y su apoyo a la protesta se compatibilizan porque «non estamos dispostos a que o PP nos tome o pelo, estamos demostrando que estamos construíndo e o PP quere facer política partidista coas institucións». Varela aseguró que es «absolutamente mentira» la denuncia de los populares de que han retrasado la ampliación de Alfonso Molina con sus dudas sobre el proyecto, enunciadas en el 2015, y ahora con sus alegaciones, que no fueron enviadas al Ministerio de Fomento hasta septiembre del 2017.

Tampoco estuvo presente el alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo, que mostró su respeto por los concentrados, pero insistió en la necesidad de «sentarse todos juntos», incluyendo a ayuntamientos claves como Arteixo, para reclamar a Fomento.

Aunque la ampliación de Alfonso Molina es la obra clave, ya que de otra forma se formaría un cuello de botella, la concentración exigió la mejora del puente de A Pasaxe, que continúa en su trámite ambiental. Además, se reivindicó la construcción del esperado túnel del Sol y Mar, en Oleiros. El alcalde García Seoane recordó que esa infraestructura está pendiente desde hace años, y criticó que hasta ahora se ha vendido «fume» en lugar de poner en marcha los trabajos.

Seoane descoloca al ejecutivo coruñés y busca capitalizar la indignación por el retraso en la obra

Ángel García Seoane defendió el derecho de los vecinos de la comarca y de Oleiros, a los que representa, a contar con infraestructuras modernas que les eviten los atascos diarios. Pero el regidor también hizo un discurso en el que describió A Coruña como «a cidade máis importante de Galicia», aunque tenga «os accesos máis abandonados». Recordó que la urbe encabeza la «principal área económica de Galicia», y criticó que, pese a ello, Alfonso Molina sigue igual, pendiente de su ampliación, mientras que Rande o la circunvalación de Santiago ya han sido renovadas.

Sus críticas al PP fueron duras, pero los damnificados pueden ser otros. Su concentración obligó al gobierno local de A Coruña a contradecir su discurso oficial, y manifestarse tras una pancarta que reclama la ampliación que ha tratado de impedir una y otra vez. El partido de Ferreiro y el de García Seoane se han apoyado en asuntos como el área metropolitana, pero hace unas semanas En Marea empezó a moverse para lanzar una candidatura en Oleiros en el 2019.

Por otro lado, el discurso de García Seoane deja en evidencia al PSOE. Los socialistas defendieron la ampliación durante décadas, e incluso la proyectaron, pero en este mandato secundaron a la Marea y la pusieron en duda. Con el BNG en contra, si hoy hubiese elecciones la Alternativa dos Veciños del alcalde de Oleiros sería la única fuerza de izquierdas que apoya sin ambages la obra de Lavedra. Su candidato en el 2015, Roberto Martínez-Anido, fue a la movilización.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La Marea exige acelerar Lavedra 5 días después de votar en contra