Los jabalíes urbanitas son (casi) invencibles para la Xunta

Campan por jardines, calles de zonas urbanas y carreteras, poniendo en peligro a las personas


redacción / la voz

La Consellería de Medio Ambiente es conocedora de que manadas de jabalíes campan por distintos núcleos urbanos de Galicia, como el de Oleiros. Sabe que destrozan jardines públicos localizados al lado de guarderías y que merodean por las calles de urbanizaciones de más de mil personas, como es el caso de Dos Regos, en el municipio oleirense.

También sabe la Xunta que estos animales salvajes cruzan las carreteras y pasean por los arcenes, y es consciente de que, hasta el momento, por suerte no ha habido ningún accidente o agresión, aunque puede haberlos en cualquier momento.

Pese a conocer estas situaciones, que se repiten año tras año, desde la Administración se destaca que desde el 28 de agosto se han hecho varias batidas con el objetivo de cazar algún jabalí. ¿Cuál fue el resultado de acuerdo con los últimos datos oficiales?: tres animales cazados, cantidad que resulta ridícula teniendo en cuenta que suelen verse en manadas de más de cuatro. Lo curioso es que el año pasado se realizaron ocho batidas en la zona y el éxito fue: cero. Puntualizan desde la Xunta que desde enero en la provincia de A Coruña se acometieron 60 actuaciones y se capturaron 59 animales.

En resumen, los jabalíes campan a sus anchas por núcleos urbanos sin que la Administración autonómica pueda con ellos, a pesar de que ha probado métodos como la instalación de jaulas e incluso su caza utilizando el arco y la flecha.

En Oleiros queda una batida pendiente en septiembre, y es previsible que ninguna otra Administración ni institución tenga datos ni asuma responsabilidades en esto de que animales salvajes crucen calles peatonales, destrocen los jardines o atraviesen glorietas. Esto es exactamente lo que sucedió ayer. Al ser preguntado el Ayuntamiento de Oleiros sobre este asunto dio como respuesta que la responsabilidad del asunto depende del Seprona, al tiempo que facilitó un número de teléfono de este organismo, dependiente de la Guardia Civil.

Al llamar al Seprona, la respuesta fue esta: «Ya sabemos que el Concello nos remite a las personas que le llaman por este asunto, pero nosotros no tenemos responsabilidad; esto está en manos de la Consellería de Medio Ambiente».

Al telefonear a Medio Ambiente para conocer las medidas que se estaban tomando, la primera respuesta no fue tranquilizadora. En un momento posterior sí se explicaron las batidas llevadas a cabo y las que están previstas.

Recomendaciones

Desde este departamento se recuerda que «los jabalíes no son peligrosos, si bien no dejan de ser animales salvajes, por lo que debe evitarse asustarlos o permitir que los perros los acosen».

También se recomienda no hacerles fotos «y mantenerse a una distancia prudencial de ellos, dejándoles una vía de escape en caso de que sea necesario».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Los jabalíes urbanitas son (casi) invencibles para la Xunta