«Antes se pegaban al salir del colegio, ahora hay más acoso constante»

Aseduc desarrolla programas de educación en valores y emociones en colaboración con colegios e institutos


A CORUÑA / LA VOZ

El inicio del nuevo curso escolar vuelve a poner sobre la mesa los problemas de los centros educativos de primaria y secundaria, como las drogas, la educación sexual o el acoso escolar. La Asociación Socioeducativa para la Educación (Aseduc), con sede en Liáns (Oleiros), lleva una década en marcha desarrollando programas al respecto en distintos centros educativos de Galicia. Eva Cividanes y Laura Casal son la coordinadora y una de las trabajadoras de estos programas.

Pregunta. ¿Qué temáticas aborda Aseduc en los centros educativos?

Eva Cividanes. Tenemos un programa de prevención del acoso escolar, de violencia de género y también uno enfocado al área sanitaria en Ferrol para la prevención del VIH que se prolongará hasta mayo del 2017. El programa Progresa, dirigido desde Oleiros, lleva casi 10 años en marcha y se centra en la resolución de conflictos de manera pacífica.

P. ¿Cuál es el mensaje que transmiten a los jóvenes?

Laura Casal. Les enseñamos que el conflicto es parte de la vida, pero que no debe resolverse nunca de manera violenta, sino que deben respetarse entre ellos. También intervenimos en los institutos que nos lo solicitan cuando existe una confluencia de casos de acoso. Hablamos con los orientadores para que sean conscientes de algunos que quizá los profesores no detectan, pero siempre en colaboración con ellos.

P. ¿Cómo responde el alumnado?

L. C. Suelen responder bastante bien. Los que llevan más años ya identifican a los profesionales y dicen «mira, aquí está el de las drogas», ya que también contamos con un apartado de prevención de estas sustancias. Nos dan muchísima confianza y nos permiten que trabajemos muy bien con ellos.

P. ¿Es buena la acogida de los programas en los centros?

L. C. Hemos tenido muy buena acogida en Oleiros y nos han abierto las puertas en Betanzos o Cambre. Muestran mucho interés, aunque a veces la situación económica no se lo permite. Nosotros apostaríamos por incluir la figura de un educador social en la escuela, pero como de momento la ley no lo contempla creemos muy necesario que asociaciones como la nuestra estén presentes para educar en valores y emocionalmente.

P. ¿Cómo valoran la situación del acoso escolar?

L. C. Antes los jóvenes se pegaban a la salida del colegio y ya está, ahora hay más acoso, más insulto constante. No es que la situación haya degenerado, sino que quizá somos más conscientes de los conflictos y se actúa más en vez de mirar para otro lado.

P. ¿Es imprescindible que padres y profesores se impliquen?

E. C. Sí, y de hecho uno de los objetivos es formar a profesores y que los padres también formen parte de la comunidad educativa. Además, responden de una manera positiva y muy activa.

P. ¿Qué proyectos tienen previstos a corto plazo?

E. C. Habrá varias charlas para la prevención del VIH para tercero y cuarto de la ESO. Con el concello de Oleiros tenemos, entre otros, un programa destinado a aquellos alumnos con dificultades económicas que no pueden pagarse una pasantía. Ahora tenemos contactos con Finlandia para desarrollar un proyecto de acoso escolar. Es nuestra apuesta de cara al curso 2017-2018, ya que en Finlandia tienen un plan que funciona casi al 90 %.

P. ¿Urge un pacto nacional de Educación?

L. C. No nos gusta meternos en temas políticos, pero es cierto que la educación lo mueve todo. Debemos crear una sociedad en la que niños y niñas tengan oportunidades de acceso a la educación formal y a los valores de respeto. Salga el partido que salga, es importante que apueste por ello para no retroceder. Nosotros trabajamos con partidos de todos los signos y siempre nos hemos entendido bien porque lo que nos interesa es que apuesten por este tipo de educación.

«Es necesario que los jóvenes eviten las manifestaciones sexistas que ven en la sociedad»

Las relaciones entre adolescentes es otro de los focos de atención de Aseduc. Las profesionales Cividanes y Casal trabajan para concienciar a los jóvenes contra el sexismo y la violencia de género, además de la importancia de la prevención de enfermedades derivadas de las relaciones sexuales.

P. ¿Estamos asistiendo a un repunte de las relaciones tóxicas y sexistas entre los adolescentes?

L. C. No es solo que haya relaciones tóxicas, en las que influyen los medios de comunicación y la publicidad, sino que la sociedad transmite una serie de valores en los cuales la mujer no es dueña de sí misma.

P. ¿A través de qué programas abordan el problema?

L. C. Tenemos uno específico sobre violencia de género y, además, esta problemática es transversal en nuestro programa Progresa. Nos gustaría poder hacer planes mucho más concretos en este aspecto porque creemos que es un tema muy importante. Es muy necesario que los jóvenes no lleven a cabo manifestaciones tan sexistas como las que vemos, que son, a la vez, reflejo de la sociedad en la que vivimos.

P. Parece que se ha reducido la sensibilización en torno a las enfermedades de transmisión sexual y que lo único que importa es el embarazo no deseado.

E. C. Sí. Todos los concellos a los que les explicamos la propuesta del VIH están encantados de implementarla, ya que además para ellos tiene coste cero porque funciona con una subvención de la Consellería. Siempre nos comentan que el tema de la prevención está estancado. El embarazo no deseado es lo que está en la cabeza de los jóvenes, por eso en las charlas la prevención es lo que primero se prioriza. Además, contamos con una enfermera que, aunque no tiene el perfil educativo, su papel es también muy importante.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Antes se pegaban al salir del colegio, ahora hay más acoso constante»