Padres del CEIP de Perillo exigen a la Xunta más horas de atención especial

Aseguran que el recorte de especialistas aboca a sus hijos al fracaso escolar

Los padres directamente afectados por el recorte de especialistas protestaron durante tres cuartos de hora en Monelos.
Los padres directamente afectados por el recorte de especialistas protestaron durante tres cuartos de hora en Monelos.

oleiros / la voz

Más niños por aula y menos horas de atención a los alumnos con necesidades especiales: ese es el escenario con el que se han encontrado este curso las familias que tienen a sus hijos escolarizados en el CEIP Valle Inclán de Oleiros y que los padres no están dispuestos a aceptar. «¡Xunta, escoita, o Valle Inclán en loita!», fue el grito que lanzaron ayer ante el edificio administrativo de Monelos una treintena de padres cuyos hijos son los más afectados por los recortes de la Consellería de Educación en Perillo.

Según el comunicado que los padres repartieron en la puerta de la sede de la Xunta -donde permanecieron concentrados durante 45 minutos haciéndose oír con pitos, sirenas y panderetas- la dirección del colegio de Perillo trasladó a finales de curso las necesidades de profesorado especialista para este curso: 67 horas de pedagogía terapéutica (PT) y 54 de audición y lenguaje (AL), pero al llegar septiembre se han encontrado con que la Xunta ha reducido a la mitad los docentes de estas especialidades, que solo podrán cubrir este curso 35 horas de la primera materia y 25 de la segunda.

«Es imposible entenderlo. Lo que pedimos es lo que teníamos: quedarnos como estábamos, que ya era poco, no pedimos más», se quejaba ayer Karin Lenze, una de las madres afectadas, quien denuncia que estos recortes abocan a los niños con necesidades especiales al fracaso escolar al negarles el apoyo necesario para superar sus dificultades y cumplir los objetivos académicos como el resto de sus compañeros. «Siempre van contra los mismos, contra los niños», señaló la portavoz del grupo, quien recuerda que la situación perjudica a todos los escolares, ya que los profesores no especialistas en PT o AL deberán dedicar más tiempo al variado perfil de necesidades que presenta el alumnado de este centro de 600 plazas.

Aumento de la ratio

Los padres, que ayer presentaron un escrito en el que piden reunirse con la inspección educativa, recuerdan además que la ratio de alumnos este año -de 26 o 27 niños por aula- está por encima de la fijada por la Xunta, que es de 25, una situación que no comprenden, porque este curso ha abierto un nuevo colegio en Nós que tiene la mayoría de sus plazas sin cubrir.

Frente a las denuncias de los afectados, fuentes de la Consellería de Educación indicaron ayer que al centro oleirense se le han asignado el número de horas que marcó la inspección educativa para que las necesidades del centro estén atendidas y precisaron que las demandas de cada colegio no tienen por qué coincidir con la valoración de la Xunta.

El Concello de Oleiros, por su parte, expresó su repulsa a los «brutais recortes» en educación y mostró su apoyo total a las reclamaciones de los padres, a los que acompañaron durante la concentración la concelleira de Ensino e Xuventude, Esther Garrido, y el responsable de Servizos Sociais, Ignacio Crespo.

Más profesores con cuatro asignaturas asignadas

Los institutos de A Coruña y su comarca comenzaron el martes un curso en el que se ha producido un incremento significativo de los docentes que deben impartir asignaturas de las que no son especialistas, que en algunos casos llegan a dar clase de un total de cuatro materias, según un informe elaborado por CIG-Ensino.

En esta situación se encuentran centros como el instituto Urbano Lugrís de A Coruña, en el que a la materia asignada de Xeografía e Historia un docente deberá sumar Latín, Inglés y Lingua Galega; el de Sabón, en Arteixo, que acumula Tecnoloxía, Matemáticas, Debuxo y Sistemas Electrotécnicos; o el IES As Mariñas de Betanzos, que concentra en una sola persona las asignaturas de Lingua Galega e Literatura; Lingua Castelá e Literatura; Xeografía e Historia; e Cultura Clásica, según el análisis realizado por el sindicato, que recoge otros casos en el que los profesores deben impartir materias tan diversas como Organización e procesos de mantemento de vehículos, Xeografía e Historia y Debuxo.

Por centros, el IES que más docentes con materias afines acumula es el Ánxel Casal de A Coruña, con 16; seguido del Menéndez Pidal (A Coruña), Sabón y As Mariñas con 6; y el David Buján (Cambre), Blanco Amor (Culleredo) y Miraflores (Oleiros), con 5 cada uno.

La CIG también destaca el gran número de docentes con destino provisional, el incremento de profesorado desplazado pese a tener destino definitivo y las dificultades de los alumnos para cursar alternativas a Relixión en bachillerato.

Prácticas de FP

Por su parte, la Consellería de Educación informó ayer de que casi 6.000 alumnos de la provincia realizaron prácticas de FP en empresas el año pasado. En total fueron 4.600 centros de trabajos en los que los estudiantes completaron su formación.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

Padres del CEIP de Perillo exigen a la Xunta más horas de atención especial