«Asesinaron a José, pero su nombre no lo van a borrar»

El Concello de Oleiros inaugura mañana en Perillo un parque en honor del cámara ferrolano fallecido en Irak en el 2003


oleiros / la voz

Lo que más ha dolido en los últimos doce años a la familia de José Couso, el cámara ferrolano que murió en Irak por fuego estadounidense en el 2003, ha sido el «papel de lacayos» de los sucesivos gobiernos con Estados Unidos. Lo que más les reconforta es la reivindicación de su memoria en actos como el que mañana se celebrará en Perillo, donde un parque público llevará el nombre del periodista asesinado.

-¿Cómo reciben este homenaje?

-Tenemos una calle en Sevilla, una plaza en Córdoba, una plaza de la Paz en Ferrol, aulas de comunicación en la Carlos III de Madrid, un estudio de radio en Cuac FM y la última ha sido el parque público de Oleiros. Asesinaron a José, pero su nombre no lo van a borrar.

-Este largo proceso de 12 años, ¿prolonga o ayuda a superar el duelo por su hermano?

-Desde el primer momento, vimos que era un muerto que incomodaba al ejecutivo de aquel entonces, cuando Trillo era ministro de Defensa. Y a lo largo de estos doce años dejamos de lado las lágrimas para convertirlas en justicia. Hemos visto las zancadillas y los atropellos en esa búsqueda, dos veces el Supremo archivó la causa, se reinició el proceso, órdenes de busca y captura, la actuación del juez Pedraz, modificaciones legislativas del PSOE y el PP... Sabemos que José no va a volver, pero queremos un juicio. Estos actos que reivindican la memoria de un periodista nos llena de orgullo y nos da fuerza para continuar. Hasta que consigamos ganar no vamos a parar.

-La causa ha vuelto a archivarse. ¿Hasta dónde llegarán?

-Estamos esperando la confirmación del archivo, pero independientemente de eso continuaremos exigiendo justicia, recurriremos al tribunal de derechos humanos de Estrasburgo y, sobre todo, continuaremos en la calle reivindicando la memoria de José Couso.

-¿Qué es lo que más les ha conmovido en este tiempo?

-Lo mejor de estos doce años es la gente, la gente que nos ha acompañado, que no es periodista ni familiar ni nos conoce, pero que ha asumido esta lucha como propia. Lo hemos notado en las concentraciones, en las redes, al cruzarnos en la calle con quien lleva una camiseta o una chapa de José Couso, en los conciertos... Lo más bonito es eso: sentir el calor de la gente. Y también el papel del juez Pedraz, que ha puesto toda la tarde en el asador.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Asesinaron a José, pero su nombre no lo van a borrar»