Sin teléfono, pero con factura

Los clientes de O Valiño (Oleiros) afectados desde abril por los cortes han tenido que pagar por el servicio, que comenzó a restablecerse el viernes

María José Ferreiro, directora de Aspadisol, observa la factura que le han pasado al cobro.
María José Ferreiro, directora de Aspadisol, observa la factura que le han pasado al cobro.

oleiros / la voz

El núcleo de O Valiño, en la parroquia oleirense de San Pedro de Nós, sufrió el 15 de abril el corte del suministro de Internet y de telefonía fija, pero no así el servicio de correos, que ha entregado como todos los meses los recibos telefónicos por servicios que, en esta ocasión, los clientes no han podido disfrutar. «La factura me la pasaron puntualmente y cuando llamé me dijeron que me lo iban a devolver», lamentó Ana Vázquez, que con tenacidad y poco éxito ha llamado todas las semanas a su compañía, Movistar, para exigir una solución. En su caso, el suministro se restableció el pasado viernes, aunque Telefónica prevé que la totalidad de afectados en Oleiros no tendrían restablecido el servicio hasta mañana, según fuentes de la compañía, que no pudieron precisar si se devolverá el dinero cobrado.

La factura por los servicios prestados también la ha recibido estos días la Asociación de Padres de Discapacitados Psíquicos de Oleiros (Aspadisol), que tiene sus instalaciones en O Valiño. En esta ocasión, ha sido R la encargada de facturar el suministro de todo el mes de abril pese a que desde el día 15 el centro ocupacional perdió su conexión con el exterior a través de su teléfono y de la Red.

Desde la empresa gallega, que en esta zona utiliza la infraestructura de Movistar, se asegura que todo ese dinero se devolverá a los clientes, como ocurre siempre que se produce una incidencia, pero precisa que la valoración se hace de forma global cuando está resuelto el problema, que en la mayoría de los casos es cuestión de días y en este ha acumulado seis semanas.

En Aspadisol, para tratar de resolver un problema de graves consecuencias para el funcionamiento del centro, que hace la mayor parte de sus gestiones con bancos, instituciones y colaboradores por vía telemática, su directora, María José Ferreño, decidió dar de baja el servicio con R y pedir el alta con Movistar al saber que estaban dando prioridad a sus clientes.

«Seguimos igual e non temos previsión de nada. O último que nos dixeron é que o día 5 veñen para dar de alta o módem e iniciar o servizo», explicó la responsable del centro, que ha tenido que comprar un módem inalámbrico para poder hacer las gestiones mínimas por Internet mientras se restablece el servicio, donde los operarios trabajaban ayer.

En unas instalaciones donde la comunicación telefónica se utiliza en su mayoría a través de la línea fija, los recados en el contestador se acumulan desde el 15 de abril. «Os mensaxes seguimos sen poder escoitalos e, por exemplo, o do Banco de Alimentos tamén nos entra todo polo correo. O pincho o utilizo para as xestións básicas por si se acaba a tarifa de datos», explica.

Tanto Ferreiro como otros vecinos de la zona se han cansado de llamar a las compañías, pero hasta ahora no habían conseguido que nadie les diese una previsión fiable. Movistar explicó esta semana que la avería de Betanzos quedó resuelta el jueves y que en Oleiros la previsión indica que será mañana.

La compañía R ya ha anunciado que devolverá el dinero a los usuarios afectados

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sin teléfono, pero con factura