Los padres afectados por el colegio de Nós dan un ultimátum a la Xunta

En una semana iniciarán protestas si no asumen la gestión del comedor


oleiros / la voz

Las aguas corren revueltas en San Pedro de Nós. La construcción del nuevo colegio público, lejos de generar entusiasmo entre los vecinos de Oleiros, está ocasionando un profundo malestar entre las familias con niños en edad escolar. Representantes de los padres afectados explicaron ayer que han solicitado reuniones con el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, y también con la delegada provincial de la Xunta, Belén do Campo, «para pedir su intermediación» ante el conselleiro y el presidente de la Xunta «si fuera necesario». Anunciaron que, en caso de no obtener «las respuestas que deben ser», en el plazo de una semana iniciarán protestas y movilizaciones. Y advierten: «Si el colegio no se puede abrir en septiembre, que no se abra. Entendemos los colegios como lugares en los que dejamos a nuestros hijos para que reciban conocimiento y educación, y hoy la educación no se entiende sin los servicios complementarios de transporte y comedor». Insisten en que no pararán en sus reivindicaciones y que, después de agotar la vía administrativa para intentar que se tengan en cuenta, recurrirán a otras «vías» para hacerlas valer: «No pararemos. Si hace falta estaremos todo el verano y empezaremos el curso escolar con ellas».

Los padres anuncian que han iniciado una recogida de firmas en apoyo a sus reivindicaciones y que, de momento, ya tienen más de 300. También aclaran que «sí queremos un colegio nuevo», necesario para descongestionar los CEIP de A Rabadeira y el Valle Inclán. «Pero lo queremos con todos los servicios». En concreto, demandan que los escolares dispongan de transporte escolar y que sea la Xunta quien gestione el servicio de comedor. «Nos comunican que el comedor debe ser gestionado por el Ampa. Sí o sí. Pero es un Ampa que no existe aún, que se desconoce si existirá y que entre sus funciones o fines obligatorios no se encuentra la gestión del comedor», explicaron ayer los padres. En este sentido, creen que los vecinos de Oleiros no reciben el mismo trato que en otros ayuntamientos ya que, por ejemplo, en Culleredo cuatro de los cinco colegios públicos tienen comedor gestionado por la Xunta; en Cambre son tres de los cuatro existentes; en Sada dos de tres, mientras que en Oleiros tan solo dos de cinco, según indican.

Toda esta situación, denuncian, ha hecho que en el nuevo CEIP de Nós tan solo hayan solicitado matrícula 85 alumnos, cuando se ofertan 450 plazas escolares.

La representación de padres y vecinos se reunió ayer con responsables de Alternativa dos Veciños, PP, PSOE y BNG. «Y todos ellos han mostrado su total apoyo a nuestras reivindicaciones», que se plasmarán en un comunicado conjunto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los padres afectados por el colegio de Nós dan un ultimátum a la Xunta