Cobran cinco años de ayudas a la navegación a yates de nueve o más metros y a veleros de doce o más

La Autoridad Portuaria de Ferrol dice que entre Ribadeo y Miño puede afectar a 70 embarcaciones


ferrol / la voz

Los titulares de embarcaciones de recreo de la comarca con obligación de pagar la tasa de ayudas a la navegación comenzarán a abonar los pagos este año.

La Autoridad Portuaria Ferrol-San Cibrao ha regularizado el tributo, de obligado cumplimiento, que ya se aplicaba a barcos pesqueros y a buques mercantes de la zona.

Según indica el Puerto, a los barcos deportivos basados en su área geográfica, esto es, entre las localidades de Miño y Ribadeo, no se le aplicaba la tasa al no contar con una base de datos eficaz y actualizada. Ahora, en coordinación con Portos de Galicia, dependiente de la Xunta, se ha elaborado un listado al que tendrá acceso la Autoridad Portuaria, que es el organismo encargado de recaudar la tasa estatal del Ministerio de Transportes y Movilidad, regulada por real decreto.

Se pasarán a cobro las anualidades desde el 2015 -las que todavía no han prescrito- para barcos a motor de nueve metros de eslora (largo) o superior a motor, y de 12 metros o más, en el caso de los de vela. Las embarcaciones deportivas inferiores a estas dimensiones solo están obligadas a un pago único, de validez indefinida, cuando se tramita su entrada en activo.

70 afectados de Ribadeo a Miño

La Autoridad Portuaria liquidará así los ejercicios pendientes de dos en dos. Ahora pasará los recibos correspondientes al 2015 y al 2016 y, a finales de año, los correspondientes a 2017 y 2018.

Desde la entidad portuaria subrayan que el tasa no tiene un afán recaudatorio, sino que revierte directamente en beneficio de los usuarios, porque mitad de la recaudación se destina a Sasemar (Salvamento Marítimo) y el otro 50 % al mantenimiento de las señales marítimas, tales como faros, boyas o balizas correspondientes al dominio de la Autoridad Portuaria.

Según la estimación del ente marítimo, serán unas 70 embarcaciones, en la franja costera entre Ribadeo a Miño, las que tengan que abonar ahora la tasa.

Como ejemplo de liquidación, una embarcación propulsada a motor, con una eslora próxima a los diez metros y una manga (ancho) superior a los tres, abonará una cuantía que ronda los 300 euros anuales, si bien el cálculo resulta de la multiplicación de las medidas exactas, de ahí que varíe en función de cada buque.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cobran cinco años de ayudas a la navegación a yates de nueve o más metros y a veleros de doce o más