Miño espera lograr una reducción anual del 57 % en el pago de los créditos al Estado

El ejecutivo de Vázquez Faraldo cree que el aumento de período de carencia hasta el 2022 y los plazos de amortización supondrán «un desahogo vital» para el concello


A Coruña

Miño se acogerá a la opción del Gobierno central que permitirá conseguir un plan de plazos más desahogado para devolver los créditos solicitados para abonar las indemnizaciones por Costa Miño. Con estas medidas el consistorio contaría con tres años más de carencia no teniendo que abonar pagos hasta el 2022 y alargaría en 10 años el período de amortización, con una reducción, además de las cuotas anuales. Actualmente, el Concello debe abonar 1.566.000 euros cada año y con la iniciativa del Gobierno central sería de 662.000 por anualidad hasta el 2039. Es decir, tanto este año como en los dos siguientes, Miño se liberaría del pago de 4.700.000 euros de cuotas de amortización del grueso de su deuda (12.000.000 euros).

«Estos cambios en la financiación de la deuda supondrán un antes y un después en la delicada situación económica que vivimos los miñenses», indica el alcalde de Miño, Manuel Vázquez Faraldo, que explica que el municipio se acogerá a una opción del Gobierno Central que le permitirá contar con 3 años más de carencia en el pago de su deuda no teniendo que abonar pagos hasta el 2022. Y que además alargará en 10 años más el tiempo de amortización. La consecuencia de esta modificación será una reducción de las cuotas anuales. Si actualmente se deben pagar 1.556.000 de euros cada año, Miño pasará a tener que desembolsar únicamente 662.000 euros por anualidad.

El gobierno miñés trabaja ya en tener la lista, antes del 22 de octubre, la documentación para acogerse a las ventajas ofrecidas por el Ejecutivo central, que considera que permitirá «afrontar inversiones y servicios fundamentales para los vecinos, sin dejar de abonar la deuda que actualmente ahoga la economía municipal».

El Ministerio de Hacienda abría las puertas a esta vía la pasada semana a que ayuntamientos con una elevada deuda pueden modificar sus créditos pendientes aligerando las cuotas a pagar. Esta opción permite: poder agruparlos, aumentar períodos de carencia y también el período de amortización. Con esta actuación, se podrán mejorar las condiciones financieras de los préstamos ligados al Fondo de Financiación a Entidades Locales.

Entre los trámites requeridos está la elaboración de un nuevo plan de ajuste que deberá ser aprobado en pleno antes del día 22. El ejecutivo miñés indica que en caso de que no fuese factible incluirlo en el pleno previsto para el próximo 17 de octubre se convocaría un pleno extraordinario posteriormente y antes del martes 22.

Miño continúa, además, a la espera de que Hacienda conceda un nuevo crédito para financiar el abono de los 7 millones pendientes del pago de los intereses adeudados a los expropiados.

Según las cifras facilitadas por el Concello, los créditos pendientes de pago ascienden a 11.918.760 euros, a la espera de lo que suceda con el crédito solicitado para abonar los intereses.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Miño espera lograr una reducción anual del 57 % en el pago de los créditos al Estado