Miño evita el riesgo financiero al ampliar el Estado la devolución de los préstamos

Podrá agrupar los dos créditos por Costa Miño y pagarlos en 20 años, en vez de en 10


Miño / la voz

El Gobierno central ha salido al rescate de 1.413 corporaciones locales en riesgo financiero y una de las beneficiadas es la de Miño, cuyas cuentas llegaron a un endeudamiento de más de 300 % debido a los créditos para poder abonar sentencias judiciales que solo en el caso de los expropiados de Fadesa suman 13,7 millones.

El alcalde, Ricardo Sánchez, indicó que la secretaria y la interventora estiman que el Concello podría acogerse a dos de las medidas propuestas, lo que les permitiría por una parte unificar ambos préstamos (uno obtenido en noviembre del 2015 por 12.579.967 euros y del que ya han pagado la primera cuota de 1, 5 millones tras dos años de carencia, y otro de 1,1 logrado el pasado marzo), además lo harán acogiéndose a la devolución del último, «logrando con ello un período de carencia de dos años, teniendo que pagar la primera cuota en junio del 2022», y al encontrarse en riesgo financiero (ya que el abono de los créditos supera el 20 % de los ingresos corrientes) se le amplía el período de pago en otros 10 años, lo que permite acabar de devolver los créditos en el 2038.

«La cuota de 1,7 millones que teníamos pasará a la mitad», expone el regidor, Ricardo Sánchez Oroza, sin ocultar la satisfacción por el aire que supone para un Concello constreñido por la deuda. La ampliación de la devolución es una de las batallas que se han dado desde que se concedieron esos créditos logrados para conseguir abonar las expropiaciones realizadas en su día para construir la macrourbanización Costa Miño.

«Siempre dije que teníamos asegurados los años 2019 y 2020, pero con esto queda despejado el panorama financiero del Ayuntamiento», asegura el regidor, que entiende que como primeras tres consecuencias se va a lograr que en el próximo mandato pueda haber espacio para la acción política, más allá de concentrarse en el plan de ahorro y no perder derechos en cuanto a servicios; deja al Concello en una mejor posición para negociar los intereses que todavía falta por abonar a los expropiados y permitirá cumplir el compromiso de devolver el IBI a los parámetros que había antes de tener que cumplir las directrices del plan económico financiero.

«Así estaba puesto en la memoria de alcaldía cuando modifique el IBI, que cuando mejorasen las condiciones económicas financieras del Concello, esa subida debería retrotraerse», puntualiza el regidor.

Sánchez explica que desde la obtención del primer crédito todas las negociaciones realizadas en Madrid con los secretarios de Estado de Hacienda y de Política Territorial, iniciadas ya con el Gobierno de Rajoy y llevadas a cabo de la mano de senadores del PP y de la parlamentaria Yolanda Díaz, fueron para conseguir ampliar el plazo de devolución. También trasladó sus peticiones a través de la Fegamp, de la FEMP y el pasado octubre el grupo de gobierno de Miño respaldó una moción en el pleno en la que solicitaba que se condonase esa deuda, equiparándose con la operación llevada a cabo con el Consorcio de Valencia.

«El resto de las deudas son asumibles, son dos millones y pico a largo plazo, de los que se amortizan anualmente unos 250.000 euros. De monte Piñeiro se pagó el principal, queda un millón de intereses, pero mi intención es renegociar todo a largo plazo, para que el Ayuntamiento pueda asumir el pago de la deuda y mejorar la gestión que ya se hizo», avanza el regidor, crítico con la posición llevada a cabo por el PSOE en este caso, único grupo en la oposición en la corporación.

«Hemos resuelto los problemas con los que arrancamos la legislatura, con dos problemas enquistados: el centro de día y la deuda con los expropiados, el primero está para abrirse y la deuda entró en fase de devolverse cómodamente», resume.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Miño evita el riesgo financiero al ampliar el Estado la devolución de los préstamos