Miño arregla el entorno del molino de viento de Boucelo

Los operarios han iniciado la reforma del aparcamiento con material ecológico


miño / la voz

Operarios y maquinaria comenzaron el pasado viernes las obras de remodelación del entorno del molino de viento de Boucelo, en la parroquia de Bemantes, un elemento singular de Miño, ya que este tipo de construcciones no se extendieron por la zona de As Mariñas y pocas son las que se conservan. Con estos trabajos en la zona del aparcamiento se quiere reducir el impacto negativo de la explanada existente, una cuestión que se consideraba necesaria por parte del Concello para mejorar uno de sus reclamos turísticos.

El alcalde, Ricardo Sánchez Oroza, remarca que «o obxectivo é contribuír a poñer en valor este patrimonio de todos os miñeses, xa que é un dos poucos da súa categoría que queda na comarca da Coruña».

La obra fue presupuestada en el proyecto en 20.068 euros, su inversión fue aprobada en el pleno extraordinario de agosto, y tiene un plazo de ejecución máximo de cuatro meses. 

Elección del pavimento

Desde el Concello se señala que en la mejora del área de aparcamiento se ha optado por utilizar un pavimento ecológico para exteriores, con una textura natural y con un aspecto similar a un suelo de tierra. Esta elección se realizó, puntualizan, porque el pavimento terrizo continuo tiene un alto grado de resistencia para estabilizar superficies con pendientes de hasta un 20% de pendiente, como es el caso. «A intencionalidade e o obxectivo é utilizar materiais adecuados ao medio rural e natural e acorde cos valores patrimoniais do muíño de vento», indican. Esta intervención, se puntualiza desde el Concello, cuenta con la autorización de Patrimonio y Medio Ambiente

De 1840

El molino de viento de Boucelo, de seis metros de altura y un diámetro interior de 3 a 3 metros y medio, fue construido en 1840 y solo trabajó unos sesenta años, al desaparecer sus velas y no ser repuestas.

Este inmueble circular, inventariado en el Centro Nacional de Molinos de Viento de España, tiene una cubierta giratoria, «para así orientar el mecanismo a la dirección de la que soplan los vientos. La cubierta va montada sobre unas ruedas que encajan en una canaleta practicada en la coronación de la torre», explica el cartel informativo que hay junto al monumento, que cuenta con una pequeña zona verde y un espacio para descansar.

El inmueble, construido en mampostería recubierta de cal con dinteles y marcos de canterías, alberga en el piso interior las piedras de moler, mientras que la caja en la que se hecha el grano para la molienda está ubicada en el piso intermedio y los engranajes se sitúan en la planta superior.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Miño arregla el entorno del molino de viento de Boucelo