Diseño con obstáculos en unas instalaciones deportivas de Miño

La oposición crítica el diseño de un recinto en donde las farolas delimitan el terreno de juego


Miño / la voz

Los fuera de banda en Miño deberían estar prohibidos en las instalaciones deportivas situadas junto a la rúa Raxel, en el proyecto denominado equipamiento multideportivo de A Galea. No porque demoren el juego, sino por motivos de seguridad, ya que las farolas que iluminan las dos pistas deportivas están pegadas al terreno de juego. Fueron colocadas casi pegadas al límite de los campos, uno con porterías y otro con canchas de baloncesto.

Esta polémica iluminación no es una obra antigua, sino que junto con una pista para correr, de cuestionable mantenimiento, se incluyó dentro del equipamiento multideportivo que la Diputación Provincial, gobernada en aquel momento por los populares, financió. Los trabajos de la primera fase, para los que no hubo inauguración oficial, se dieron por finalizados en marzo del año pasado, según recuerda un monolito situado en las inmediaciones y solo dos meses antes de las elecciones municipales de aquel año. En su día, el pleno municipal había respaldado el proyecto, que tenía un presupuesto de 300.000 euros. La situación de las farolas fue denunciada por el PSOE municipal, aunque no consiguió que se remediase el asunto pese a sus advertencias, en las que también remarcaba que la disposición de ambos campos no era la mejor para practicar porque los días de sol los jugadores quedan deslumbrados.

Segunda fase

Estas instalaciones no están completas, un cartel anuncia en uno de los accesos a la zona deportiva que se contempla un proyecto más amplio y el pasado mes de septiembre el pleno aprobó la segunda fase del área deportiva, esta vez subvencionada por la Xunta. En este sentido, se anunció que el recinto se dotará de un graderío para la actual pista polideportiva y que se construirán dos pistas de pádel y una de tenis, además de finalizar la senda peatonal que bordeará el conjunto de campos de juego. Aunque parte de esta pista fue abierta, está previsto que se varíe su recorrido para que bordee el resto de instalaciones nuevas.

Desde el PSOE, que votó en contra de esta actuación en el pleno, también se cuestiona esta nueva ampliación. «Gastar alí outros 480.000 euros non é o prioritario nun concello na situación de Miño e nós sempre defendemos que nesa zona deberían ir as conexión coa autopista e coa N-651, para evitar aos veciños do leste do concello que teñan que acceder ao casco urbano, xa que se conxestiona», comenta el portavoz municipal socialista, Manuel V. Faraldo, sobre un proyecto que siempre han defendido, pero para el que no han contado con respaldo.

Por su parte, Catalina Morado, concejala socialista, recuerda además que el mantenimiento de estas instalaciones, como se vio este pasado verano cuando la maleza hacía impracticable utilizar la senda para correr, supondrá un coste adicional para las ya maltrechas arcas municipales. «Non é unha prioridade social, é unha tristeza porque o único que mira o goberno e facer cousas a golpe de subvención, pero o mantemento vai ir a costa do pobo e non vai ter retorno nin económico nin social», considera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Diseño con obstáculos en unas instalaciones deportivas de Miño