Analía López: «Cualquier dron, por muy pequeño que sea, es un peligro en potencia»

Cada uno de estos aparatos, «aunque sea de juguete», debe cumplir unas normas


a CORUÑA / LA VOZ

Los coches voladores que salían en Blade Runner ya están aquí. Muy pronto veremos drones entregando pizzas y paquetes por la ventana. Para controlar todo ese caos, un equipo capitaneado por Analía López (Buenos Aires, 1974) trabaja, en pleno centro de A Coruña, en la creación de una herramienta que regule el tráfico de estos pequeños helicópteros.

-¿Cuándo veremos drones entrando por la ventana en el salón?

-Se están haciendo predicciones de miles de drones en las ciudades más importantes para dentro de diez o quince años.

-¿Tener un cielo poblado de drones será un caos?

-Trabajamos para que no sea así. Las principales firmas a nivel internacional están visualizando negocio en el tema y la tecnología avanza rapidísimo.

-¿La regulación va más lenta?

-La ley, a nivel europeo, está dando pasos muy conservadores. Que vuelen miles de drones en una ciudad no es un tema menor.

-¿A qué se debe?

-Se trata de preservar la seguridad de las personas, de los edificios y de los otros usuarios del espacio aéreo, es decir, de los aviones tripulados. Por eso nos tomamos el tema tan en serio.

-No hablamos solo de paquetes.

-Se habla ya de drones transportando personas. Para la seguridad, es un reto mucho mayor.

-¿Habrá en A Coruña una torre de control de drones?

-Habrá un sistema externo de control que registre, identifique y posicione a todos los drones.

-¿Sería el equivalente?

-En la actualidad, no hay un concepto de control de tráfico de drones; eso se está desarrollando a nivel europeo como ley. Como participamos en grupos de legislación, conocemos lo que se va a permitir y lo que no.

-¿Cuándo estará listo?

-La intención es que haya un borrador a finales de este año.

-Necesitarán autorización.

-Y una vez en vuelo, el sistema les va a controlar todo el rato.

-¿No habrá espacio para las improvisaciones?

-Sí, vuelos que tengan una prioridad mayor, como las emergencias. Pero se prioriza el tráfico. Este sistema permitirá desviar el dron que lleva el paquete y que lo entregue más tarde. Un gran reto será ese control en tiempo real, para que no haya problemas.

-Pero ya hay drones a disposición de cualquiera.

-Cualquier dron, por muy pequeño que sea, es un peligro en potencia. Si no se usa bien, claro.

-Aunque sea de uso recreativo, ocupa su espacio aéreo.

-Sí. Todo dron, aunque sea de juguete, tiene que cumplir unas normas. Hay que consultar la web de la Agencia de Seguridad Aérea (Aesa) para saber cómo y por dónde volar. Recomiendo a todo el mundo que lo mire.

«Lo primero que hemos hecho en los colegios es explicarles cómo está la regulación»

En la sede coruñesa del Instituto Tecnológico de Galicia, en la Fundación Barrié, Analía López se dedica a crear la red de torres de control que coordinará el tráfico de estos pequeños helicópteros por nuestro cielo.

-Fascina saber que esto se está diseñando en A Coruña.

-Sí. Aquí hemos visto este mercado y nos hemos posicionado. Uno de los trabajos del Instituto Tecnológico es visualizar lo que va a venir. Le dedicamos mucho esfuerzo a ello.

-Será muy motivador.

-Además, pensamos que va a ser un reto tractor, que va a generar muchos nuevos puestos de trabajo. Y no solo eso, estamos impulsando una liga de drones, con chavales de tercero de la ESO, para que vean que esto puede ser su trabajo en el futuro y se interesen por el tema.

-Algunos de esos chavales ya tienen un dron en casa.

-Les hemos explicado muy bien cómo está la regulación. Es lo primero que hemos hecho cuando hemos ido a los colegios.

-¿Dónde se puede hallar más información?

-En la web de Enaire se explica muy bien por dónde se puede volar. Hay zonas protegidas por motivos medioambientales y tenemos que ser responsables. Aunque pensemos que sí, no podemos volar un dron dentro de nuestra propia finca porque puede estar dentro de la zona del aeropuerto. Eso es muy importante que lo sepa todo el mundo. Y los niños tienen que estar acompañados siempre de un adulto.

-Aparte del peligro de que te pase como a Enrique Iglesias y te cortes los dedos.

-Y otro tema importante es la privacidad. La mayoría llevan una cámara. Si te pones a volar en cualquier zona, atentas contra la intimidad de las personas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Analía López: «Cualquier dron, por muy pequeño que sea, es un peligro en potencia»