Los familiares del hombre  que hallaron momificado en Curtis se niegan a las pruebas de ADN

CURTIS

EMILIANO MOUZO

El cuerpo del vecino de Teixeiro, que llevaba varios meses muerto cuando fue encontrado, continúa en los túmulos del Hospital A Coruña

15 feb 2021 . Actualizado a las 18:08 h.

La Guardia Civil de Curtis, a través de los servicios judiciales de Betanzos y A Coruña, localizaron a los familiares de José Luis González de Lera, el hombre de 77 años que apareció muerto el domingo día 7 en el piso que tenía alquilado, un tercero del número 7 de la calle Castelao, en Teixeiro, en el término municipal de Curtis. Su cuerpo fue hallado momificado, ya que probablemente el hombre llevaba varios meses muerto.

Las pesquisas facilitaron dar con el paradero de uno de sus tres hermanos, que reside en León, de donde era natural José Luis. Sin embargo, este familiar directo está afectado por una enfermedad neurodegenerativa que le impide «tomar decisiones para reconocer o cotejar que el cuerpo es el de su hermano, y los otros dos ya fallecieron», indicaron fuentes próximas a la investigación.

Desde los servicios judiciales se instó a los sobrinos del fallecido a que se sometiesen a la prueba de ADN, «pero, en un principio, se negaron, y desconocemos los motivos», subrayaron estas fuentes.

Ahora se está a la espera de la decisión judicial, «de si se les puede obligar o no a someterse a este análisis». 

 Si no no se encuentra una solución, el cuerpo del hombre será enterrado en un cementerio coruñés.

José Luis, natural de León y militar retirado, llegó a este núcleo del municipio de Curtis hacía unos 15 años. Se trataba de una persona que no se relacionaba con ninguno de sus vecinos.