Estas vacas son las mejores en lo suyo, aunque su subasta tendrá que esperar por el coronavirus

Los animales que dan más leche de toda España, los que producen más proteína o los que cuentan con los mejores atributos; todos iban a estar este domingo en Curtis, hasta que el Concello decidió aplazar la cita

 El equipo de gobierno de Curtis mantuvo ayer una reunión con la asociación de comerciantes de la localidad y con colaboradores en la organización de la Subasta Élite de Ganado Frisón en la que decidieron aplazar todas las actividades organizadas para este fin de semana en el recinto ferial de Curtis. «A medida tomouna o equipo de goberno en base ás recomendacións sanitarias lanzadas por autoridades competentes na materia, como a Organización Mundial da Saúde, de cara a reducir ao mínimo as posibilidades de contaxio do coronavirus», explica el comunicado oficial. Desde Embriomarket, la empresa que organiza el certamen, aclaran que no dan por cancelada la subasta, sino que confían en poder aplazarla hasta que pase el pico de la pandemia. 

Esta decisión, «non pretende crear unha alarma innecesaria, senón que se toma por pura responsabilidade institucional e para actuar en coordinación con todas as administracións», epxlica el alcalde de la localidad, Javier Caínzos. El Concello agradece la comprensión de los vecinos de la comarca ante esta situación y pide disculpas a todos los afectados. Además, el gobierno local ya está contactando con todas las empresas, entidades e instituciones involucradas para comunicarles su decisión de suspender las actividades, así como la de aplazarla para una fecha aún por determinar, intentando mantener el mismo progama.

En este mismo sentido se manifestaron ayer desde Embriomarket. «Nosotros no la damos por cancelada, está aplazada y, en el momento en que esta presión baje, nuestra intención es hacerla», explicó Puri López, gerente de la forma. De hecho, se están manteniendo contacto con todos los propietarios de los animales que se iban a subastar para que sigan colaborando con el certamen. «Espero que podamos celebrarla entre finales de mayo, principios de junio», concluyó. 

Estas vacas son las mejores en lo suyo

Solo los mejores. Los que cuenten con el pedigrí más espectacular o con las calificaciones más altas. Esta son algunas de las características que cumplen las quince vacas que el próximo domingoiban a salir n a subasta en Curtis, en la cuarta edición de la conocida como Subasta de Élite de Ganado Frisón. El certamen se abrió este año a la participación de ganaderías de toda España y eso ha permitido incrementar el nivel de los animales notablemente, aunque la comunidad gallega sigue contando con una amplia representación. De hecho, de aquí es el mejor criador de toda España, la ganadería Baixo Holstein, de Sarria.

Explican en la organización de este certamen que existen dos formas de medir la calidad de un animal. La primera es el índice GICO, basado en las pruebas genómicas que se hacen a la vaca para conocer los parámetros de la calidad de la leche que produce, desde la cantidad, hasta la proteína pasando por la grasa. Cuanto más alto sea este índice, más calidad tendrá el animal. En la edición de este año, los organizadores exigieron un nivel mínimo, que estaba establecido en 3.900 GICO. Pero los participantes superaron con creces sus expectativas, pues más de treinta de los animales que se presentaron tenían un índice por encima de 4.200. «Este año había mucha calidad entre los animales presentados y ha costado mucho hacer la selección», explica Puri López, gerente de Embriomarket, la empresa que organiza el certamen de Curtis.

Más kilos y proteína de leche

Teniendo en cuenta este índice, en la subasta del domingo iba a estar  la ternera situada en tercera posición en toda España. También se iban a vender la primera y la segunda vaca que más kilos de leche dan de todo el país, así como la primera cuya leche tiene más proteína y la quinta en lo que a longevidad se refiere. Prestigio habrá también entre las ganaderías presentes. Pues al certamen de Curtis se ha presentado Ramadería Can Thos, una explotación catalana que está considerada como la segunda mejor de todo el país. Entre otras distinciones, lleva siete años consiguiendo el premio de la vaca de oro en Cataluña.

Saldrá a la venta la heredera directa de ejemplares que fueron campeones nacionales Pero hay otro tipo de comprador que, a mayores de la producción láctea, está interesados en su calificación morfológica. «Buscan animales de tipo, que han ganado concursos morfológicos o que descienden de madres y abuelas que han tenido calificaciones como excelentes o muy buenas», añade López. En este sentido, en la subasta del domingo iban a estar presentes las dos mejores ganaderías de España por calificación morfológica. La primera de ellas, Baixo Holstein, es gallega, la segunda, Badiola, llega desde Asturias. Esta última pondrá a la venta alguna heredera directa de ejemplares que fueron campeones nacionales. «Son un atractivo muy grande porque es raro que estas ganaderías vendan herederas directas de sus campeonas», explica López. Además, otros muchos de los ejemplares que saldrán a la venta acreditan, por ejemplo, que llevan siete generaciones obteniendo calificaciones excelentes o que sus antepasados han triunfado en prestigiosos concursos morfológicos celebrados por todo el mundo.

Tal y como establecen las normas del certamen, ninguno de estos animales podrá salir por encima de los 2.500 euros. Los organizadores confían en que, debido a la gran calidad de las vacas que concurren este año, los precios finales sean muy elevados. El récord, por ahora, está en los 12.000 euros que se pagó en una edición anterior por una vaca primera de España en el índice GICO. Cantidad que podría superarse este año. Argumenta López que esta no es una subasta comercial al uso. «Cuando compras un animal en una subasta de estas no es para dar leche mañana. Estás haciendo una inversión para, en el futuro, tener más animales top. Por eso también aquí los animales son muy jóvenes, porque lo que se quiere es hacer genética con ellos para mejorar el rebaño», añade.

Contratos para comprar becerros o embriones por valor de más de 46.000 euros

Algunos de los animales a subasta tienen asegurado ya la venta de sus descendientes

La adquisición de uno de estos animales supone, para las granjas de toda España, una inversión de futuro. De hecho, explican en la organización de la subasta, algunas de estas vacas vienen ya con contratos cerrados que aseguran una remuneración para los que serán sus nuevos propietarios. En algunos casos, existe ya un compromiso de que el primer macho que tengan será adquirido por Xenética Fontao a un precio ya cerrado o de que esta misma firma está dispuesta a hacerse con los cuatro primeros embriones. Aseguran en la organización que las transacciones de este tipo cerradas ya para los animales que iban a participar en la subasta del domingo superan los 46.000 euros.

Seguir leyendo

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

Estas vacas son las mejores en lo suyo, aunque su subasta tendrá que esperar por el coronavirus