Ensayos de «resucitación» en el ambulatorio

CURTIS

Aunque lo aprendieron en la facultad, los profesionales sanitarios se adiestran en los centros de salud en las maniobras para que los corazones infartados vuelvan a latir

23 abr 2018 . Actualizado a las 11:01 h.

La experiencia confirma que la mayoría de los infartos o paradas cardíacas se producen en casa, la calle o el trabajo. Y no siempre cerca de un hospital o a pocos minutos de una ambulancia del 061. La rapidez en la respuesta es clave para la supervivencia, un objetivo que depende, en gran medida, de la práctica de los primeros auxilios de forma efectiva.

Desde finales de febrero, diferentes centros de salud de la comarca coruñesa, como el de Curtis, han comenzado a recibir la visita de instructores. Se trata de los equipos que se encargarán de recordar a médicos y profesionales sanitarios conocimientos que ya han adquirido durante su formación, pero aportando destrezas con simulaciones prácticas avanzadas.

La iniciativa, integrada en el programa Redcasa de la Consellería de Sanidade, pretende llegar hasta finales de mayo al menos al 30 % del personal de atención primaria, que de este modo tendrán la copoturnidad de mejorar sus destrezas en el propio lugar de trabajo durante su jornada laboral. Los primeros a los que se acercará esta red de capacitación serán, precisamente, los profesionales que ejercen su labor de forma más ailsada, y lejos de los hospitales de referencia o de los recursos avanzados de la red de urgencias extrahospitalarias del 061.