Aluvión de apoyos para la alumna de Culleredo que una empresa rechazó en prácticas porque no tenía vestuarios para mujeres

El director del IES Universidade Laboral confirma que es el primer caso de discriminación que se han encontrado


A Coruña

El caso de la estudiante del IES Universidade Laboral de Culleredo que fue rechazada en prácticas por una empresa aduciendo que carecía de vestimenta apropiada y vestuarios para mujeres ha levantado una ola de indignación social así como un aluvión de muestras de apoyo y ofertas laborales para la joven. Ella tiene 17 años, estudia el módulo de Fabricación y Montaje y su sueño, su «pasión», como ella misma reconoce, es poder llegar a ser soldadora. Es la única chica de los 20 alumnos que son en clase y, casualmente, la única que se quedó sin las prácticas obligatorias del último trimestre. La rechazaron el martes, tan solo un día después del 8M, pero el miércoles el equipo directivo de su centro ya le había encontrado una alternativa en otra empresa de Guísamo. El director del IES Universidade Laboral, Miguel Pena Rojas, confirma que es la primera vez en tantos años de colaboración con empresas que se encuentran con un caso de discriminación como este. «Ha sido algo excepcional. Es la primera vez que nos pasa, y eso que tenemos la colaboración de cientos de empresas para que nuestros alumnos realicen sus prácticas». Matiza que, en este caso, fueron dos los alumnos que solicitaron prácticas en la misma fábrica y que esta comunicó que solo necesitaba a uno. La chica fue rechazada, según indican ella y su madre, porque no tenían ropa de trabajo adecuada y vestuarios para mujeres.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

Aluvión de apoyos para la alumna de Culleredo que una empresa rechazó en prácticas porque no tenía vestuarios para mujeres