Ningún edificio quedará fuera de ordenación por el aeropuerto

Culleredo presenta 7 alegaciones a los cambios de servidumbre


Culleredo / La voz

El Concello de Culleredo ha presentado alegaciones ante el Ministerio de Transportes por la propuesta de modificación de servidumbres aeronáuticas del aeropuerto de Alvedro. Son un total de 7, elaboradas «tras un exhaustivo análisis técnico, que tienen como meta la defensa de los derechos de los vecinos y vecinas de nuestra localidad».

El gobierno municipal demanda la reelaboración de las servidumbres con una justificación adecuada, de la que ahora carecen, y que se provean instrumentos para asegurar que no se producen afecciones desproporcionadas sobre las propiedades y derechos de los vecinos, así como que se realicen compensaciones en los bienes que puedan verse afectados, de una u otra forma, en el futuro.

El alcalde, José Ramón Rioboo, subraya que «es indiscutible e indispensable» que un proceso de estas características «preserve los derechos patrimonializados de los afectados».

A nivel urbanístico, queda constatado que las construcciones, edificaciones y plantaciones preexistentes no quedarán en ningún caso fuera de ordenación, al igual que pasa con la huella sonora. La legislación aeronáutica en vigor no prevé en ningún caso esta posibilidad.

Aún así, y para ofrecer una mayor seguridad a los vecinos, el Concello pide en sus alegaciones que el documento explicite con claridad que las construcciones, instalaciones y bienes en general existentes en el momento de su aprobación no queden afectadas por ningún régimen asimilable al de fuera de ordenación.

El Concello pide que la propuesta incorpore criterios para el cálculo de indemnizaciones para el supuesto de reducciones en los derechos ya patrimonializados de los bienes y derechos afectados, de forma que no se produzca ni indefensión ni inseguridad jurídica sobre los intereses de los ciudadanos.

Afectado el 90 % del municipio

Las servidumbres aeronáuticas que el Ministerio de Transportes se propone modificar afectarían a una superficie de 5.640 hectáreas, es decir, el 90 % del territorio de Culleredo. Tras el estudio técnico, se observa que las zonas de afección se han visto ampliadas, en gran medida, sin justificación suficiente, dado que muchos de los cambios no derivan de modificaciones físicas realizadas sobre radioayudas, nuevas operaciones de aeronavegación, ni de una actualización de la normativa. En las alegaciones se demanda la revisión de la superficie horizontal interna, cónica y de ascenso en el despegue, manteniendo en su lugar la configuración de las servidumbres vigentes en la actualidad, que ya cumplen con la normativa aplicable y con la seguridad exigidas en las operaciones aeronáuticas. Mientras que las que se incluyen en la propuesta ministerial no están fundamentadas suficientemente y supondrían una grave e injustificada restricción en el potencial desarrollo del municipio.

Según la propuesta de modificación de servidumbres aeronáuticas, las afecciones se extenderían sobre todo suelo donde se pretendiera en un futuro edificar o implantar una nueva actividad, por lo que el desarrollo urbanístico quedaría supeditado a estudios aeronáuticos y la previa aprobación de AESA, ocasionando nuevos costes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ningún edificio quedará fuera de ordenación por el aeropuerto