Culleredo prepara la regeneración de Vilaboa con un millón de euros

Habrá zona 30, arbolado, mobiliario y una nueva iluminación y semáforos


Culleredo / La Voz

El Concello de Culleredo ya dispone de las líneas maestras para la transformación del centro urbano de Vilaboa. Se trata de uno de los grandes proyectos para el actual mandato que ya avanzó el alcalde, José Ramón Rioboo, para modernizar el núcleo, tanto a nivel de funcionalidad como de estética.

Esta primera fase de actuación, cuyo proyecto acaba de ser entregado al Concello, comprende desde la plaza de la iglesia hasta el cruce con Domingo Sierra, encima de la AP-9. Posteriormente se desarrollarán sucesivas fases para completar la totalidad de la antigua Nacional 550 entre O Portádego y el tramo final de Vilaboa. «Queremos impulsar planes de regeneración urbana para lograr un municipio más moderno, con más prestaciones y donde el vecino es el protagonista», subraya Rioboo. El alcalde destaca que Vilaboa experimentará un «avance extraordinario» durante el mandato con este proyecto y el posterior que supondrá la construcción de dos rotondas, al inicio y final de esta zona de intervención.

En líneas generales, las actuaciones planteadas por el Concello consisten en la regeneración urbana de la avenida mediante la renovación de los pavimentos de las aceras y de la calzada, la reposición de los servicios municipales deteriorados, la reordenación de espacios y la adaptación de los itinerarios peatonales a las normativas de accesibilidad.

Además, se reforzará la iluminación de los pasos de peatones, se mejorarán las intersecciones y se dispondrá un nuevo alumbrado público y una nueva red semafórica con tecnología led. Asimismo, se dotará al tramo de zonas verdes, de una nueva red de riego y de mobiliario urbano, según la nueva ordenación de espacios propuesta.

Prioridad al peatón

El gobierno municipal quiere ejecutar una humanización del entorno, proporcionando un espacio seguro para los transeúntes de la vía dando prioridad al peatón sobre el vehículo. Para conseguir este objetivo, se ha propuesto realizar la obra como una plataforma única, para lo que se elevará la calzada entre los pasos de peatones del inicio y final.

Por otra parte, con el objetivo de proporcionar mayor seguridad al peatón y disminuir las emisiones contaminantes por parte de los vehículos, se limitará a 30 kilómetros por hora la velocidad en el tramo, se adaptará la sección tipo proyectada a esta reducción de velocidad y, simultáneamente a la rehabilitación del firme en la calzada, se mejorarán e instalarán las nuevas marcas viales necesarias y se dispondrá de una nueva señalización vertical e informativa.

Se ordenarán las plazas de aparcamiento, tanto en línea como en batería, reservando varias para movilidad reducida. En las entradas a los garajes se reforzará el firme. La superficie total de suelo rehabilitado, entre calzadas y acera, suma 6.721,50 metros cuadrados. También se llevarán a cabo mejoras en las redes de conducción de pluviales, saneamiento y abastecimiento.

El presupuesto de la actuación se fija en 994.000 euros. Se desarrollará dentro del plan Culleredo Vivo, cofinanciado por la Unión Europea a través de los fondos Feder.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Culleredo prepara la regeneración de Vilaboa con un millón de euros