Las dueñas de la casita viral de Culleredo: «Jugamos, comemos y hasta ponemos el portátil para ver los dibujos»

Los abuelos, por su parte, viven abrumados por el eco que  ha tenido de su conmovedora iniciativa


A Coruña

«Es increíble. Lo que más me gustó fueron las literas con los colchones para nuestras muñecas», destaca Judit, la hermana mayor. Las nietas que recibieron esta entrañable sorpresa por parte de sus abuelos viven ilusionadas con lo que se ha convertido en su nuevo lugar favorito en Culleredo. «Jugamos, comemos y hasta ponemos el portátil para ver los dibujos. Pasamos mucho tiempo la verdad», confiesa Miriam, la hermana pequeña. Estos días aún asimilan este inesperado regalo que Ricardo y Mercedes han hecho con todo su amor y sus manos. «Nos han escrito muchas amigas diciendo que querían venir a visitar la casita», indica Judit. Unas visitas que, a causa de la crisis sanitaria, se van a tener que posponer hasta que sea seguro para la salud de toda la familia.

La casita de madera dispone de todo tipo de detalles y hasta tiene incorporados enchufes para conectar otros dispositivos electrónicos. Para sacar esta mini casa de lujo adelante han tenido que soldar, grapar, pintar... «Lo que más le costó fue cubrir toda la parte interna del tejado por dentro. La han cubierto con una especie de lona de flores y va todo grapado.Al estar inclinado, fue lo que más difícil les resultó», relata Sandra Remuiñán, madre de las nietas

Los abuelos viven abrumados por el eco que ha tenido su conmovedora iniciativa en las redes sociales y en los medios de comunicación. «Mi madre deja la radio puesta cuando duerme y hoy se despertó sobre las cuatro de la mañana con mi voz. Estaban hablando de nuestra casita», cuenta Remuiñán. 

La casita de madera para unas nietas en Culleredo que se ha hecho viral

A. G. CHOUCIÑO

Los abuelos iniciaron esta sorpresa al tener que estar aislados durante todo el confinamiento

Este confinamiento ha servido para que muchos se pongan al día con las series que les gustan o para practicar con la repostería entre otras aficiones que se han puesto de moda con el encierro. Sin embargo, hay historias que sorprenden y emocionan a muchos. Una de ellas es este caso de unos abuelos de Culleredo que le montaron en poco más de dos meses una mini casa para sus nietas. El resultado se ha hecho viral en las redes sociales.

Ricardo Remuiñán, de 80 años de edad, y Mercedes del Toro, con 74 recién cumplidos, se vieron obligados a pasar la crisis sanitaria aislados de sus seres queridos y conocidos al pertenecer ambos al grupo de riesgo. «Lo hemos llevado bien porque estamos en una finca y podíamos hacer cosas», relata del Toro. Ricardo, por su parte, revela que es una persona «bastante inquieta», por lo que buscaba proyectos con los que pasar las horas.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Las dueñas de la casita viral de Culleredo: «Jugamos, comemos y hasta ponemos el portátil para ver los dibujos»