La Xunta abrirá en el Vila de Rutis una segunda línea de infantil

Confirman que tuvo más demanda que el Díaz Pardo, que se queda con una unidad


Culleredo

La Consellería de Educación ya tiene la decisión tomada. El CEIP Isaac Díaz Pardo de Culleredo tan solo tendrá una línea de cuarto curso de educación infantil. Además, todos los niños que no entren en las plazas ofertadas en el resto de centros se unificarán en el nuevo CEIP Vila de Rutis, que el próximo curso 2019/2020 sí abrirá con dos líneas.

Desde la Xunta confirmaron que se trata de una medida que pretende racionalizar los recursos en función de las solicitudes de plazas que hay en cada colegio. En este sentido, explicaron que el CEIP Isaac Díaz Pardo hubo tan solo 26 preinscritos dentro del plazo oficial (el cupo por aula es de 25 alumnos) mientras que el número de plazas disponibles en este colegio son 44 más otras 6 reservadas para niños con necesidades educativas especiales. Para el CEIP Sofía Casanova se recibieron 5 solicitudes por encima de su capacidad; en el CEIP Vila de Rutis otras 4; en el Ponte da Pasaxe otras 5, y en el Ría do Burgo, otras 2 solicitudes «sobrantes». La idea de la Consellería de Educación es unificar en las dos líneas de cuarto de infantil del CEIP Vila de Rutis todas estas preinscripciones que no tiene cabida en los otros centros.

Representantes de la comunidad educativa del CEIP Díaz Pardo se reunieron ayer con responsables de la Xunta para pedir que mantenga las dos unidades de cuarto de infantil en este centro. 

«A mala fe»

La presidenta del AMPA Carcabelos, Begoña Carballeda, explicó que la decisión no solo abocaría a este colegio a la «masificación», sino también al resto. «El nuevo colegio Vila de Rutis se construyó, precisamente, para evitar el hacinamiento en las aulas. Además, el anuncio lo hicieron a mala fe, porque avisaron en vísperas de las vacaciones de Semana Santa y sin tener margen de maniobra dado que el día 24 saldrán publicadas las listas», explicó una madre afectada. Lola Blanco, representante de la federación provincial de las AMPA, explicó que este no es el único «recorte» que la Xunta está acometiendo en temas educativos. También la concejala de Ecuación de Culleredo, Carmen Varela, aseguró que la medida «supone desvestir un santo para vestir otro» y apoyó la petición de los padres para que la Administración autonómica mantenga las dos unidades en el CEIP Isaac Díaz Pardo.

En todo caso, desde la Consellería de Educación matizaron que estas decisiones se toman de forma que se perjudique al menor número de familias posibles y que este año hubo más solicitudes para el CEP Vila de Rutis. Aclararon que la situación es reversible y el Díaz Pardo volverá a tener dos líneas si la demanda de plazas así lo requiere

Proceso vírico en el Ría do Burgo

Por otro lado, responsables de la empresa Sala Gradin Cátering, que presta el servicio de comedor en el CEIP Ría do Burgo, confirmaron ayer que la ausencia de más de 150 niños el pasado viernes en el colegio se debió a un proceso vírico que afectó «tanto a alumnos que asisten al comedor como a los que no». Aclararon así la alarma creada entre algunos padres por si pudo tratarse de una intoxicación. «Fue un proceso vírico que nada tiene que ver con el comedor», dijeron.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta abrirá en el Vila de Rutis una segunda línea de infantil