Culleredo contratará una empresa para identificar a grafiteros por su firma

La asistencia técnica permitirá crear una base de datos en colaboración con el 092

Pleno infantil en la universidad Laboral

Culleredo

El Concello de Culleredo está decidido a acabar con las pintadas que ensucian las calles del municipio. El alcalde, José Ramón Rioboo, anunció ayer que el gobierno local contratará una empresa para identificar a los vándalos que se dedican a manchar las paredes y el mobiliario urbano con aerosoles. «Primero se creará una base de datos con imágenes y con las firmas de los vándalos; después, un perito caligráfico analizará cada escritura y, finalmente, la empresa contratada para esta asistencia técnica realizará una labor de vigilancia de los sospechosos en colaboración con la Policía Local», explicó Rioboo.

El regidor anunció esta medida durante el pleno infantil celebrado ayer en el salón de actos del IES Universidade Laboral y con el que se conmemoró el 40.º aniversario de la Constitución. En respuesta a las demandas de los niños, el alcalde aseguró que con este sistema se podrá localizar «a todos os grafiteiros polo seu tipo de letra» y, de esta manera, «corrixir as condutas que non son correctas». A través de esta asistencia técnica, que se iniciará en el mes de enero, se podrá elaborar después un plan más específico para luchar contra este tipo de vandalismo, determinando los lugares donde se producen más pintadas (paseo marítimo, estación de tren de O Burgo, parroquia de Almeiras...), así como la relación de los autores más habituales en este tipo de infracciones, lo que permitirá realizarles un seguimiento.

Un nuevo vial de acceso al CEIP Díaz Pardo

En el pleno infantil celebrado ayer en el IES Universidade Laboral participaron más de 280 niños de sexto de primaria de cinco centros educativos del municipio. Cada grupo presentó y defendió en la sesión unas propuestas para mejorar el municipio y la más apoyada fue la del CEIP Ría do Burgo para que se instale un sistema de bookcrossing en el paseo marítimo, combinado con elementos como comedores de aves y casetas para observarlas. El CEIP Tarrío planteó la recuperación de espacios públicos como los molinos del Trabe, la limpieza del propio río, o la mejora del carril bici y del paseo marítimo. Los ediles del CEIP Isaac Díaz Pardo defendieron la ejecución de un nuevo acceso a su centro con la ampliación del túnel bajo la autopista o de la carretera trasera que lleva a la N-550, para la que propusieron el nombre de rúa As Lavandeiras. En relación a esta propuesta, el alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo, anunció que el gobierno local prevé construir un nuevo vial paralelo a la autopista AP-9 y que conectaría esta zona escolar con el nuevo colegio situado en la avenida de Rutis, que comenzó a funcionar el pasado mes de septiembre. Explicó que esta carretera daría acceso en exclusiva a los centros escolares y que la elaboración del proyecto está pendiente de contratación.

 Por su parte, los alumnos del CEIP Sofía Casanova reclamaron mejoras en las instalaciones deportivas de la Xunta en Acea de Ama y sugirieron una estación de compost para los restos orgánicos de los comedores escolares. Y los del Ponte Pasaxe plantearon un plan para implicar a la ciudadanía en el cuidado del medio ambiente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Culleredo contratará una empresa para identificar a grafiteros por su firma