Los robles y castaños tendrán su paraíso

El proyecto urbanístico junto a la ría reserva 7.600 metros cuadrados de áreas verdes


Oleiros / la voz

A pesar de que el desarrollo urbanístico de la zona junto a la ría de O Burgo conocida como O Paraíso, en Perillo, está prevista desde la aprobación del PXOM de 1998, la inminente llegada de las máquinas ha despertado el malestar de algunos vecinos ya que, según denuncian, los chalés y viviendas arrasarán con el último pulmón verde que queda a pie de ría y donde anidan numerosas especies de aves. Los promotores de la urbanización recuerdan que el entorno, de 29.000 metros cuadrados, es suelo urbano y a pesar de que podrían hacer una tala masiva, su proyecto pretende conservar y respetar el mayor número de masa forestal posible. «Precisamente es eso lo que va a dar valor añadido a la urbanización». De hecho, según explican, el proyecto inicial dista mucho de lo que finalmente se va a ejecutar y se han modificado trazados de calles y eliminado viviendas para poder mantener árboles de gran valor medioambiental o paisajístico. En este sentido, explican que los robles y castaños de gran porte o los más significativos seguirán arraigando en el entorno. En concreto, la entrada a O Paraíso seguirá dominada por las dos filas de castaños de indias («las acometidas las haremos por la mitad de la carretera para intentar dañar lo menos posible la raíz de los árboles», explican los promotores). También se mantendrá el gran robledal que hay un poco más adelante y por donde pasean los vecinos de la zona con sus mascotas. Los propietarios de los terrenos aclaran que a pesar de que las fincas están abiertas al paso de gente, todo el entorno siempre ha sido propiedad privada y, ahora, una parte se cederá al Concello. Cerca ya de la rúa Sauces se mantendrán un conjunto de alisos, tilos y un espectacular roble americano. «Este en concreto es una joya. Debe tener unos 80 años. Fíjate qué envergadura tiene», comenta uno de los promotores. Justo hacia el otro lado del ámbito, en la parte más próxima a O Seixo, se mantendrá otra masa forestal donde sobresale un pino manso o castellano. «En la zona sur junto a la ría se podrán conservar casi todos los pinos, porque allí no habrá viviendas, pero en el resto del entorno se cortarán los más próximos a las casas, ya que sus raíces y ramas son más endebles», comentan. En cuanto a los eucaliptos, se eliminarán en su mayoría. «En la franja más pegada a la ría será Costas la que decida qué hacer con ellos», aclaran. Coincidiendo con el inicio de las obras de urbanización (final de año) se iniciará también una limpieza de las hiedras que estrangulan a los árboles, se realizarán podas de saneamiento y se dejarán cepellones en algunos ejemplares para intentar, dentro de un año, su reubicación.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los robles y castaños tendrán su paraíso