«El incendio me dejó en la calle, sin nada y alejada de mi hija»

El Concello le facilitó un piso en el que residir y ahora necesita «de todo» para salir adelante


a coruña / la voz

Diana se quedó sin nada de un día para otro. Su vida entera estaba en ese piso de Fonteculler destruido por un incendio el pasado 26 de mayo. Ahí vivía junto a su madre y su hija de 4 años y ahí guardaban sus recuerdos, su ropa, los enseres... Nada de lo conseguido trabajando duro durante años pudo ser rescatado.

Y lo peor no es eso. Diana, desde esa noche, no tiene a su hija consigo. La niña, tras pasar un día en el hospital, fue internada en un centro de menores, su madre ingresada en el hospital -hoy le dan el alta- y ella se encuentra en Padre Rubinos. Podría ser incluso todo mucho peor si no fuera por los Servicios Sociales de Culleredo, que ayer mismo, a través de Cáritas, le facilitaron un piso donde ya pueden entrar a vivir y así poder volver a estar con la pequeña, que se llama Lupita y pasó el día de su cuarto cumpleaños en el hospital.

«La pobre no pudo tener su fiesta, su tarta con sus amigos, ni sus regalos», lamenta esta madre de origen colombiano. Eso sí, quiere agradecer el esfuerzo del Concello, que «hasta consiguió que una juguetería se solidarizase con la cría y le regalase un triciclo».

Pero eso no es todo. La niña se ha quedado sin ropa, sin sus muñecas, sin sus lápices de colores...». Como su madre, que hoy saldrá del hospital para irse a su nuevo hogar, que estará vacío. Llenarlo es cosa de la solidaridad de la gente, a la que Diana apela ahora para salir adelante. Sus ingresos son escasos y dice que necesitan de todo. «Aunque sea un gesto pequeño hacia mi hija, que está en un centro, apartada de mí. Una tarta de cumpleaños, una muñeca... Cualquier cosa que la haga sonreír», dice. «Las tres nos hemos quedado sin nada y todo lo que llevamos encima es prestado», añade.

Pese a todo lo contado, Diana se siente una persona afortunada porque salieron vivas del incendio. Y eso fue gracias a dos agentes de la Guardia Civil, Salvador Ponte y Fran Calabría, que «arriesgaron sus vidas, reptando por el suelo entre el humo para sacar a mi madre y a mi hija. Si no fuera por ellos, hoy no estarían vivas», cuenta agradecida esta mujer, «muy sorprendida por la gran generosidad y solidaridad que me encontré en este país, pues allí donde pedía ayuda, me la brindaron».

Recuerda que aquella noche se encontraba viendo una película cuando a través de una ventana vio un pequeño incendio en el piso contiguo que al principio creyó pequeño pero que en segundos todo se volvió oscuro. «Le pedí a mi madre que cogiera a la niña y corrí por el edificio alertando a los vecinos. Cuando llegué al portal, creyendo que ya estaban allí mi madre con mi hija, comprobé que se habían quedado en el piso. Quise ir a por ellas y no pude. Fue cuando llegaron los agentes, que no se lo pensaron y se metieron entre la humo para rescatarlas», recuerda.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

«El incendio me dejó en la calle, sin nada y alejada de mi hija»