Una mediana ajardinada humanizará la AC-211 desde Fonteculler a O Burgo

En una primera fase se actuará entre la nueva rotonda y el cruce hacia O Portádego


Culleredo / la voz

La avenida de Fonteculler cambiará radicalmente de aspecto. El gobierno local de Culleredo ejecutará un plan de ajardinamiento para humanizar y hacer más amable para los peatones este entorno copado por los coches. La actuación comprenderá buena parte de la antigua AC-211, que ahora es de titularidad municipal, y que se convertirá en una especie de bulevar desde la nueva rotonda que se está construyendo en Fonteculler hasta el centro de O Burgo. Incluirá la plantación de árboles en la mediana y en las márgenes de la vía, junto a las aceras, para crear «un aspecto renovado y moderno de la vía, en consonancia con el medio ambiente», indicó el alcalde, José Ramón Rioboo. El regidor explicó que la primera fase se ejecutará a corto plazo, entre la nueva rotonda junto al colegio Ponte Pasaxe y el cruce con la avenida de O Portádego. En esa glorieta se colocarán arbustos que den la bienvenida a Culleredo dado que esta es, precisamente, una de las entradas principales al municipio.

El alcalde confirmó que ya han contactado con arbolistas para diseñar el proyecto y que la propuesta describe las características de los árboles que se deben plantar. Entre ellas plantean que sean ejemplares de copa alta, para garantizar que no afecten al tráfico rodado ni a la visibilidad de los conductores. También que estén producidos en Galicia para fomentar la actividad económica en la comunidad y ya estén adaptados a las condiciones climatológicas de Culleredo. Deberán ser, además, de una especie flechada, es decir, que el tronco sea una guía principal de crecimiento. En la mediana, los árboles deberán estar plantados en alcorque corrido, lo que favorece su arraigamiento y crecimiento, «al propiciar que su sistema reticular se pueda entrelazar en la tierra». La propuesta también indica que en las márgenes se plantarán árboles que no necesiten poda, «bonitos pero compactos, para no molestar a los residentes en los primeros pisos».

En cuanto a las indicaciones sobre el diseño de la mediana, los expertos recomiendan que tenga tres metros de ancho y que cuente con medios de iluminación y un sistema de riego. En cuanto a las márgenes, los alcorques deberán ser al menos 2,5 por dos metros, es decir, «una superficie grande, siguiendo el modelo de París».

José Ramón Rioboo explicó que está «convencido» de que las áreas verdes «deben primar» tanto en la zona urbana como en la rural. Considera que «la plantación de árboles es sinónimo de bienestar y de calidad de vida» y por eso «se impulsarán, en la medida de las posibilidades de cada núcleo, este tipo de proyectos», adelantó.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Una mediana ajardinada humanizará la AC-211 desde Fonteculler a O Burgo