Los fondos para la regenerar la ría, una quimera desde el 2013

Los Presupuestos Generales solo incluyen un millón de euros de los 46 que costaría la limpieza

.

A Coruña / la voz

Los Presupuestos Generales del Estado incluyen una partida de un millón de euros para la regeneración de la ría de O Burgo. Se trata de la misma cantidad que se consignó el año pasado y que sigue pendiente de ejecución. En todo caso, la gran diferencia entre un ejercicio y otro es el coste total que prevé el Ministerio de Medio Ambiente para abordar el saneamiento de la ría. Así, en las cuentas del 2017 la inversión prevista hasta el 2020 eran 7 millones de euros, mientras que en el 2018 se planifican 24 millones (más del triple) prorrateados en un millón de euros para este año, 8 millones para el 2019, y otros 15 para el 2020. En realidad, el proyecto está cifrado en 46.

Responsables políticos y portavoces del sector de mariscadores consideran este avance presupuestario un halo de esperanza, y más teniendo en cuenta que en los últimos decenios la presencia de la ría en los Presupuestos del Gobierno fue irregular, desapareciendo completamente en el año 2013. 

Demanda histórica

Los bancos marisqueros, en punto muerto. Los mariscadores denuncian desde hace tiempo el deterioro de la ría de O Burgo. De hecho, año tras año constatan la merma en las capturas y la baja rentabilidad de los bancos. Respondiendo a un clamor ya popular, el Gobierno central habilitó en el año 2009 una partida de 14 millones de euros para la retirada de los lodos que, evidentemente, nunca llegó a ejecutarse. Desde entonces, el Estado tan solo ha ido incluyendo en sus Presupuestos, y dentro de partidas genéricas, pequeñas cantidades destinadas a proyectos puntuales de depuración en la ría.

Horizonte del proyecto

A la espera de la aprobación definitiva. El 22 de octubre del 2013 se presentó en el Ministerio de Medio Ambiente el documento de inicio del proyecto de dragado de la ría de O Burgo. Tras un período de cuatro años en el que se realizaron consultas e informes a las distintas Administraciones, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó en septiembre del 2017 la declaración de impacto ambiental positiva. A pesar de que eso fue un paso de gigante, todavía está abierto el proceso administrativo para la aprobación definitiva del proyecto, la licitación y la contratación de las obras. Todos estos trámites harán que la obra no se inicie, como muy pronto, hasta el 2019. 

Reacciones

Un compromiso en entredicho. El presidente del colectivo de mariscadores de a pie, Andrés Pena, aseguró ayer que el millón de euros consignado para este año es «ridículo», pero mostró su satisfacción dado que el Ministerio de Medio Ambiente se acerca poco a poco al coste estimado de regeneración de la ría. «O ano pasado foron 7 millóns; este ano son 24... Imos acercándonos pouco a pouco aos case 50 millóns que custaría o dragado da ría», explicó. «Vemos que hai vontade, pero as cousas van moi lentas. Veremos se a obra pode empezar no 2019», aseguró. Por su parte, el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, indicó que la partida para la regeneración de la ría «é insultante» y que tan solo se incluye para cubrir el papel de cara a las elecciones. El alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo, dijo que este proyecto debería ser uno de los prioritarios para la comarca coruñesa por la fuente de riqueza ambiental y de actividad económica que representa. «La regeneración no admite ningún retraso más», indicó. También el alcalde de Cambre, Óscar García Patiño, pidió al Estado que lo que incluye en sus cuentas llegue a ejecutarse y no se quede en papel mojado. El gobierno local de A Coruña considera que el millón de euros para este año «semella máis que unha declaración de intencións, unha escusa para non deixar unha partida baleira». Recuerdan que todavía faltan otros 22 millones para alcanzar los 46 previstos en el proyecto que se sometió a información pública. «Descoñecemos quen, ou cando, ou como vai achegar os fondos que faltan para poder iniciar a licitación, máis alá das intencións que manifestou no seu momento o Goberno do Estado de que sexan os gobernos locais posibles cofinanciadores», indicaron. Frente a esta postura, el delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, indicó que esta consignación presupuestaria es una «previsión para actuacións que se pretenden». Resaltó que «o compromiso do Ministerio de Medio Ambiente está aí», aunque faltan los compromisos de financiación de otras Administraciones «que se sumarán para realizar este saneamento». 

Contenido del proyecto

Confinamiento de lodos. La resolución de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente del pasado 11 de septiembre recoge información sobre el proyecto de dragado. Entre otros puntos, el documento divide la ría en 19 sectores tomando como base la caracterización de los sedimentos. También califica las zonas en función de los niveles de contaminación, especificando que el 13 % de la superficie presenta concentraciones elevadas de contaminantes siendo necesario su aislamiento. Estos sedimentos tóxicos se confinarán en dos recintos integrados en los paseos marítimos de Oleiros y de Culleredo. Antes de las obras, los mariscadores deberán trasladar los bancos afectados. Y, acabado el dragado, hacer la resiembra con semillas de viveros de las mismas especies extraídas. Andrés Pena confía en que puedan comenzar a recoger los bivalvos a finales de este año. «Iso significaría que o inicio das obras está cerca», explica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los fondos para la regenerar la ría, una quimera desde el 2013