El único paso peatonal entre O Burgo y Alvedro tiene 60 centímetros de ancho

Culleredo pide que se amplíe la plataforma del puente en la Costa da Lonxa


Culleredo / la voz

«Es que casi no caben dos personas en el puente. La acera es muy estrecha. Y es un peligro y una pérdida de tiempo porque muchas veces, por no cruzarme con otra persona, tengo que esperar a que ella pase para poder hacerlo yo. Y si tengo prisa, pues a veces tienes que saltar a la carretera, con el peligro que eso supone». Lo que relata Martín le sucede, casi a diario, a cientos de personas que cruzan el puente sobre la AP-9 que hay en la Costa da Lonxa, en O Burgo. Según explican los vecinos, el firme de la carretera (DP-3103) está en buen estado, pero no así las aceras. «Son muy estrechas. Por aquí no pasa una silla de ruedas o el carrito de un bebé, porque en la zona hay varias urbanizaciones con gente joven con niños pequeños y no pueden pasar andando, tienen que trasladarse obligatoriamente en coche», explica un vecino de O Burgo. Manuel López relata que el problema viene de lejos y ya hace dos décadas hubo manifestaciones y protestas por las características del paso, que tan solo tiene 60 centímetros de ancho. Otra vecina dice que la alternativa para llegar hasta O Burgo es dar una vuelta recorriendo varios kilómetros a pie. «Es lo que nos queda a los que no tenemos coche», se queja. Y otra mujer que pasa al menos cuatro veces al día por este puente confiesa que lo hace con temor: «Yo trabajo en O Burgo y es el camino más corto desde Alvedro. Pero no es muy seguro porque los bloques de la acera están levantados y es muy fácil tropezar y caerse a la calzada. Y, por si fuera poco, al otro lado tienes una caída al vacío», afirma.

Portavoces de la Diputación coruñesa, que es la Administración titular de esta vía, indican que las aceras son competencia del Concello de Culleredo y que debería ser el gobierno local el que se encargase de repararlas si están en mal estado. Comentan que, en todo caso, no les consta que haya quejas por el mal estado del paso peatonal «aunque es un tema que se va a estudiar para ver si se puede hacer algo, aunque no es competencia de la Diputación», puntualizaron.

Desde el Concello de Culleredo aclaran, no obstante, que ya está en marcha un anteproyecto para la ampliación de la plataforma. «Ya lo hemos solicitado a la Diputación, porque el espacio existente para peatones es totalmente insuficiente y es preciso anchearlo», comenta el alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo. Añade que la propuesta del gobierno local es que la Diputación aborde la ampliación de la vía (para lo que sería necesaria la autorización de Audasa) y, una vez ejecutada, el Concello de Culleredo se encargaría de la construcción y el mantenimiento de las aceras. «Y hay buena voluntad para ello», confirmó. También aseguró que lo más lógico es que la Costa da Lonxa pase a ser de titularidad municipal, ya que este kilómetro de carretera conecta la N-550, que ya es competencia del Concello, con el núcleo urbano de O Burgo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El único paso peatonal entre O Burgo y Alvedro tiene 60 centímetros de ancho