¿Cómo puede llegar a momificarse un cadáver?

M. S. REDACCIÓN / LA VOZ

CULLEREDO

Miguel Villar

Sequedad ambiental, calor y buena ventilación son las condiciones ideales para que se produzca este proceso

05 jul 2017 . Actualizado a las 11:28 h.

Los agentes que entraron en casa de Rosario después de que un vecino denunciase su posible desaparición encontraron su cadáver momificado. No es una situación habitual, pero tampoco es excepcional. Si se dan las condiciones adecuadas, cualquier cuerpo puede momificarse, explican los forenses. «En nuestro clima no es frecuente, porque hay una humedad relativa muy alta, pero sí que aparecen», afirma Benito López de Abajo. Esas condiciones que permiten la momificación, dice Julio Jiménez, son «muy variables»: «Normalmente se da en condiciones de sequedad ambiental, no es raro que ocurra en cadáveres que están tapados. Esa sequedad ambiental hace que se vayan absorbiendo los tejidos y se seque la piel y entonces se produce el fenómeno de la momificación».

Benito López de Abajo lo explica de forma gráfica: «Es como un jamón. El jamón no es más que una pata de cerdo momificada. Se cura con una buena ventilación y la temperatura adecuada». En el caso del cuerpo humano, temperaturas altas y una buena aireación, explica, hacen que se deshidrate el cadáver, que se suspendan los procesos de putrefacción y que se inicie la momificación. «La pérdida de líquidos hace que se apergamine la piel. Queda como una sustancia muy dura», añade.

Con relativa frecuencia se encuentran cadáveres momificados en los cementerios. Ocurre por las condiciones particulares de estos recintos. «Hay algunos cementerios en los que sucede, normalmente porque hay pequeñas dosis de radiactividad, que elimina las bacterias y favorece la momificación».