Un muro de dos metros para poner en cuarentena la Cros

El Concello de Culleredo tomó esa decisición en abril de hace diez años

Las ruinas de la antigua fábrica, en el 2006
Las ruinas de la antigua fábrica, en el 2006

La Cros, ese esqueleto gigante de la arquitectura industrial pegado a la ría de O Burgo, era diana de las protestas vecinales. El complejo esperaba desde hacía años una obra para transformarlo en un centro cultural, y mientras, se había convertido en un foco de problemas.

Por eso, el Concello había decidido ponerlo en cuarentena. Para evitar que nadie se acercase a unas ruinas contaminadas y con evidente peligro de desprendimientos, las rodearía con un muro de dos metros de altura.

Así, cerrada a cal y canto, esperaría la Cros su rehabilitación. Faltaban aún cinco años para que se completase la primera fase de los trabajos. Y sería también la última hasta hoy, cuando las estructuras de hormigón siguen luciendo desnudas a la espera de que, si el plan ideado para ellas no cuaja, cualquier otro proyecto pueda devolverlas a la vida.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un muro de dos metros para poner en cuarentena la Cros