La oferta de empleo de la Xunta se eleva este año hasta 1.163 plazas

El Gobierno gallego decide explotar al máximo la nueva tasa de reposición y en ejercicio electoral cuadruplicará su convocatoria de trabajo del 2014


Santiago / La Voz

Poco o nada que ver con los 980 del 2010, los 518 del 2011, los 300 del 2012, los 434 del 2013 y los 273 del 2014. En el 2015, la Xunta ofertará 1.163 empleos. Dicho de otro modo, en un año marcadamente electoral, con comicios municipales en mayo y generales en noviembre o diciembre, el Gobierno autónomo lanzará su mayor convocatoria de trabajo público desde aquella de 3.918 puestos que había aprobado en el 2009, justo antes de que José Luis Rodríguez Zapatero ordenase cerrar en toda la España burocrática el grifo de las contrataciones de personal.

Comparativamente, la Administración autonómica sacará a concurso durante este ejercicio un 15,5 % más de plazas que en la suma de los tres anteriores y, de largo, el cuádruple que en el pasado. El anuncio, pendiente de posteriores ratificaciones vía decreto, lo realizó ayer el jefe del Ejecutivo en rueda de prensa tras la reunión semanal de su Gabinete. En esa intervención, Alberto Núñez Feijoo atribuyó el bum al hecho de que su equipo ha decidido explotar al máximo la nueva tasa de reposición aceptada por el Ministerio de Hacienda, la cual permite cubrir en áreas «esenciales» un 50 % de las jubilaciones, frente al cupo del 10 % que había permanecido en vigor en el quinquenio 2010-2014.

Como siempre, la oferta de empleo se dividirá esta vez en tres bloques: un 38,3 % para la educación, un 32,1 % para la función pública general y el restante 29,6 % para la sanidad. En el primero de esos ámbitos, excluyendo la de francés, se repartirán 432 vacantes de docente en todas las especialidades y 14 de inspector, mientras que en el tercero la «maioría» de huecos serán para facultativos y enfermeros. En el del medio, pasarán a engrosar la plantilla estable, mayormente, profesionales de la lucha contra el fraude fiscal y el control del gasto público, del asesoramiento jurídico, de las enseñanzas náuticas y marítimo-pesqueras, de la informática y de la subinspección urbanística, así como veterinarios y guardacostas.

¿Cuándo exactamente convocará la Xunta todas esas plazas de manera formal? «Cuanto antes», según un portavoz oficial que, consultado al respecto, eludió fijar fechas, aduciendo que estas últimas dependerán de las negociaciones con los sindicatos para el reparto final de puestos. Unas conversaciones que no se presumen muy amistosas, a tenor de cómo la CIG ya ha reaccionado al anuncio de Feijoo. Le parece electoralista e insuficiente en servicios sociales.

A esa mesa ya no se sentará en modo alguno la titular de la consellería competente en la materia: la de Facenda, Elena Muñoz. Porque el mandatario popular confirmó ayer lo avanzado por La Voz una horas antes: que el del 5 de febrero del 2015 fue el último Consello de la Xunta de la viguesa, al igual que el postrero del responsable de Educación, Jesús Vázquez. La próxima semana, antes del jueves, ambos serán destituidos para dedicarse por completo a pelear por las alcaldías olívica ella y de Ourense él.

El presidente le dice al «soberbio» Caballero que «os insultos non traen avións»

El Consello de la Xunta también actualizó ayer al alza los objetivos de su plan integral de turismo. Según los nuevos cálculos, dentro de dos años Galicia recibirá un 25 % más de viajeros que en el 2014: cinco millones, de los cuales 1.250.000 serán extranjeros que gastarán 1.050 millones de euros, frente a los 895 desembolsados el ejercicio pasado.

El Gobierno elevó hasta niveles de récord sus previsiones de actividad para el sector justo cuando la guerra entre alcaldes de ciudades con aeropuerto se recrudece. Un obstáculo para la expansión que a Alberto Núñez Feijoo no se le escapa, a tenor de lo mucho y contundentemente que, a preguntas de la prensa, habló de él tras la reunión de su Gabinete.

«Non hai outra solución que a coordinación entre os aeroportos. Pódese facer de forma intelixente, ou a fará o tren de alta velocidade de forma abrupta. [...] As cidades non están sendo, na miña opinión, o suficientemente razoables», espetó. Además, advirtió a los regidores de Santiago, A Coruña y Vigo de que su Administración no volverá a gastar un euro en la promoción de Lavacolla, Alvedro y Peinador si antes ellos no dejan de «facer o que lles peta» y cooperan.

Sin citarlo, el jefe del Ejecutivo se mostró especialmente duro con el primer edil olívico, el socialista Abel Caballero, tras los últimos exabruptos proferidos por este contra su homólogo en Compostela, el popular Agustín Hernández. «Hai alcaldes -reprochó- que están molestos co que fai o do lado despois de facer eles o mesmo previamente. Mesmo os hai que están insultando constantemente aos demais. E os insultos non traen avións; ao contrario, illan todavía máis». Asimismo, criticó la «soberbia» de Caballero por haber declarado un día antes que no sabía quién la alcaldable del PP en su urbe.

Feijoo ve una inversión en el pago por el vídeo de Enrique Iglesias

El jefe del Ejecutivo ve una inversión en el pago de 302.500 euros que la Axencia de Turismo de Galicia realizará a Universal Music Spain en concepto de promoción de la comunidad a través de un vídeo de Enrique Iglesias (Noche y de día) grabado íntegramente en 12 localizaciones de las cuatro provincias. En la comparecencia tras el Consello de la Xunta, a preguntas de la prensa, Alberto Núñez Feijoo apeló al éxito de público del anterior clip del cantante (Bailando, con 661,3 millones de visionados en YouTube y Vevo) para justificar el desembolso que su Administración realiza ahora en este, el cual será estrenado entre el 12 y el 21 de febrero.

«Eses cartos -abundó- son os que custa unha serie de anuncios de vinte segundos nunha canle nacional que verían cinco, seis, oito millóns de persoas en España. E aquí o que buscamos é chegar a 600 millóns en todo o mundo». El vídeo alterna imágenes de la Ribeira Sacra, el monasterio de Carboeiro (Silleda), la ciudad de Pontevedra, la playa de As Catedrais (Ribadeo), Rande (Vigo), los puentes de Ourense, la torre de Hércules, la muralla de Lugo y cuatro puntos de Santiago: el Gaiás, la catedral, el Obradoiro y el monte do Gozo. Sobreimpresionado, además, aparece el rótulo «Galicia».

 

 

BNG y AGE, a la carga

 

El contrato suscrito con la discográfica del artista también salió a relucir en uno de los debates del Parlamento, cuando se sustanciaba una iniciativa para rehabilitar el conjunto las 16 pallozas prerromanas de Pionerdo, considerado bien de interés cultural. Para acometer esta actuación, el Gobierno gallego comprometió una subvención de 100.000 euros que no se acaba de materializar, lo que le valió a la viceportavoz del Bloque, Ana Pontón, para cargar contra la Xunta afirmando que «non ten cartos para o propio, pero si para subvencionar a dedo a Enrique Iglesias». La misma queja se escuchó de boca de Antón Sánchez, diputado de AGE, quien dijo, sarcástico, que lo mínimo que podía hacer ahora el cantante afincado en Miami es ofrecer un concierto en Piornedo para dar a conocer su rico patrimonio etnográfico.

Pero el enfado del BNG fue más allá de las palabras e incluso registró una iniciativa en la Cámara en la que tilda el acuerdo entre las partes de «burla á cultura galega». Exige romperlo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La oferta de empleo de la Xunta se eleva este año hasta 1.163 plazas