Antonio Rodríguez Colmenero: «Hay indicios de que la Torre se erigió en época de Augusto, no de Trajano»

FErnando Molezún A CORUÑA / LA VOZ

CORUÑESES

ANGEL MANSO

Su investigación sobre el faro sitúa su construcción 100 años antes de lo estimado

27 ene 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El profesor de Historia Antigua y experto en Arqueología Antonio Rodríguez Colmenero ha publicado un libro, El faro romano de Brigantium Flavium, Torre de Hércules de A Coruña, que arroja nueva luz sobre algunos aspectos alrededor de los cuales existía cierta anuencia, como la función primigenia de la Torre o su fecha de construcción, que sitúa cien años antes de lo que se estimaba hasta ahora. Y todo fruto de una investigación que se ha extendido durante cinco años y tras la que ha puesto en tela de juicio hasta el modo de funcionamiento del faro: «Es que se ha insistido mucho en la subida de leña al faro por cuerdas y demás para hacer una hoguera que diese señal a los barcos. No parece el mejor sitio para intentar encender un fuego, teniendo en cuanta que los vientos en A Coruña no suelen ser precisamente suaves. Y a eso hay que sumarle las lluvias», explica.

-¿Cómo funcionaba entonces?

-Llegamos a la conclusión de que la lucerna constaría de un prisma triangular que protegería la llama, alimentada a base de aceite, que por medio de un juego de reflejos en su interior podía multiplicar las luces. Lo hemos reproducido una escala menor y resulta que una luz central se multiplica por ocho si la ves de frente. Pero a medida que la vas mirando de lado, va disminuyendo a tres luces. Y si te pasas, solo ves una. Esto te está indicando que la nave no puede escorarse más. Es algo de un ingenio enorme, porque así además se diferenciaba de otras luces, otras llamas que podía haber en la costa. Así pudimos también explicar el texto de Tolomeo que en su definición del golfo Ártabro habla del cabo del Joven Guerrero -Marte, a quien está dedicada la Torre- y del Trileukón, es decir, tres luces en griego.

-Uno de los nuevos datos que aporta en su libro que más llama la atención es que adelanta la fecha de su construcción unos cien años.