Los trenes Avril cumplen un mes en servicio con retrasos de una hora y media entre Madrid y A Coruña, y de 45 minutos en el que une Vigo con la capital

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

El ministro de Transportes, Óscar Puente, visitó este viernes las obras de la estación madrileña de Chamartín
El ministro de Transportes, Óscar Puente, visitó este viernes las obras de la estación madrileña de Chamartín Daniel Ramo

El avance en las obras de la estación madrileña de Chamartín permiten recuperar el Alvia entre Lugo y Madrid a partir del lunes

21 jun 2024 . Actualizado a las 23:48 h.

Este viernes se cumple un mes de la puesta en servicio comercial de los AVE de la serie 106 (Avril), unos trenes que todavía no son capaces, por lo general, de mejorar los tiempos de los Alvia debido a los retrasos casi diarios que acumulan. Precisamente el que une Madrid con A Coruña salió este viernes con casi una hora de demora de la estación de Chamartín y finalmente llegó 111 tarde. el que parte de Vigo a las 9.28 horas llegó a la terminal madrileña a las 14.18, es decir, con un retraso de 44 minutos. En estos treinta días de servicio se pueden contar con los dedos de las manos los AVE S-106 que llegaron puntuales, de un total de 120 circulaciones.

A pesar de esto, el nuevo material rodante, con más de 500 plazas por convoy casi el doble que los Alvia-, alcanzó un 97 % de ocupación durante este primer mes de funcionamiento. Los viajeros subidos en todas sus estaciones rozan los 62.300, según los datos ofrecidos por Renfe en un comunicado. Queda por ver si los trenes serán capaces de mejorar su fiabilidad y ahorrar media hora en el viaje a Madrid en el corto plazo. Por ahora, ese objetivo parece muy lejano, pues ni siquiera pueden recortar el cuarto de hora de esta primera fase del nuevo servicio ferroviario, con un amplio colchón por las incidencias propias de los estrenos.

Por otra parte, las obras de ampliación de capacidad de la estación madrileña de Chamartín van a buen ritmo. El ministro de Transportes, Óscar Puente, visitó este viernes los trabajos y aseguró que el lunes  se cumplirá un hito de esta fase de las obras con la recuperación de una de las vías, la 19B, que permitirá restablecer la circulación de quince trenes diarios con las ciudades del norte y de Levante. Esto permitirá  recuperar la frecuencia entre Lugo y Madrid en ambos sentidos, aunque todavía es necesario realizar en autobús el trayecto entre Lugo y Ourense debido a las obras de mejora de la línea ferroviaria entre ambas ciudades.

El objetivo de las obras es responder al incremento del tráfico y de los viajeros, fruto del aumento de la oferta de alta velocidad. Estos trabajos se supone que finalizarán antes de que termine julio, y será entonces cuando Renfe aumente sus frecuencias con los AVE de la serie 106, que seguirán sustituyendo a los Alvia hasta que en octubre esté en marcha la totalidad de la oferta comercial con este material rodante, capaz de circular a 330 por una red que sigue limitada a 300.