Marcarse (y cumplir) objetivos

HUGO ÁLVAREZ DOMÍNGUEZ

A CORUÑA CIUDAD

OSG

La iniciativa formativa de la OSG, Son Futuro, mostró en el Teatro Colón los progresos de sus conjuntos más jóvenes

18 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Son Futuro (iniciativa formativa de la OSG) mostró en el Teatro Colón los progresos de sus conjuntos más jóvenes. Los coros infantil y joven (actuaron el día anterior con programas bastante semejantes a los de hace unos meses) y las orquestas infantiles (en el concierto que nos ocupa). Aquí se apreció trabajo serio y coherente.

Señalé con anterioridad el esfuerzo de empaste y afinación que hay en los conciertos de estos grupos de músicos jovencísimos; pero es de apreciar el sentido a la hora de programar, buscando repertorio adecuado para abordarlo con garantías.

El Grupo Pizzicato (a cargo de Enrique Iglesias) presentó una suite imaginaria en torno a piezas independientes de Haendel arregladas para orquesta de cuerda y una selección de piezas populares de Bartók. Hubo contraste estilístico (fundamental para trabajar con jóvenes) e interpretaciones honestas; porque el conjunto no abarca ni más ni menos de lo que puede y lo hace desde el rigor y la seriedad, sacando el máximo partido a sus posibilidades.

Sobre música gallega pivotó el Grupo Arcos (a cargo de Jorge Montes) con música de Andrés Gaos (Impresión nocturna, nada menos) Rogelio Groba (Carpe diem) o Xoán Viaño (Nubes brancas). Partituras de exigencia bien colocadas como final de curso (el repertorio más comprometido que les haya visto) de las que se escucharon versiones empastadas y matizadas, que muestran el potencial de un conjunto que debería ser puerta directa a la Orquesta Joven. Se ve mucho trabajo y el buen resultado da cuenta de ello.

Ahora mismo, estas orquestas infantiles parecen el bastión sobre el que más medios se está depositando en Son Futuro: hay un programa de trabajo constante y coherente que se marca unos objetivos y los cumple. Enhorabuena a Iglesias y Montes por mantener un proyecto serio que conoce su camino.Ojalá a ese diamante en bruto que es la Orquesta Joven se le dé el mismo espacio que a estas agrupaciones jóvenes. Desde el trabajo continuado y meditado se consiguen grandes resultados: a la vista está.