De turistas sin salir de A Coruña: lo que tenemos que conocer en casa

Mila Méndez Otero
M. M. Otero A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

provi.El arquitecto Alberto Fuentes-Valcárcel y el guía Joaquín Fernández Travieso organizan las rutas modernistas por A Coruña, Ferrol y Santiago
El arquitecto Alberto Fuentes-Valcárcel y el guía Joaquín Fernández Travieso organizan las rutas modernistas por A Coruña, Ferrol y Santiago ANGEL MANSO

Para los amantes de la playa, el verde o lo urbano, la provincia está por descubrir

17 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

«A muchos clientes les recuerdas a la casa de los abuelos, a ese pasado, y presente, que todos tenemos en mente y que nosotros creemos que es el futuro», dice Roberto Filgueira. Junto a Marta Fernández comandan O Balado, en Boqueixón, un restaurante ubicado en una casa que, como dice el restaurador, podría ser ese hogar que todos evocamos, y en el que muchos continúan viviendo. Su proyecto, dentro del Grupo Nove, fue elogiado el pasado verano por el británico de The Guardian y para este municipio de la comarca de Santiago se ha convertido en un revulsivo del turismo local.

«A un paso tenemos el pico Sacro, toda la zona de senderismo del Ulla, los islotes de Gres, el pazo de Oca o el de Santa Cruz de Ribadulla, con sus rutas de las camelias. También el monasterio de Carboeiro o la cascada do Toxa», enumera Filgueira. «Los gallegos tenemos que darnos cuenta de que vivimos en un paraíso, solo hay que ver lo que tenemos cerca. Lo repetimos como un mantra, pero es cierto, vamos a conocer lo que está lejos y lo que está al lado de casa todavía lo ignoramos», remarca Roberto.

Aunque el turismo interior, el que protagonizan los propios gallegos dentro de la comunidad, supuso un total 99.373 pernoctaciones en Galicia el año pasado solo en el segmento del turismo rural, los visitantes nacionales, de otros puntos de España, siguen siendo el porcentaje mayoritario que sostiene el sector, con 186.890 pernoctaciones en el 2023 según un informe de la Axencia Turismo de Galicia del 2023. Por eso, reivindicar lo propio se ha convertido en un lema entre hoteleros, restauradores y ayuntamientos: hay que empezar por seducir a los vecinos.

provi.Marta Fernández y Roberto Filgueira regentan O Balado, en Boqueixón
Marta Fernández y Roberto Filgueira regentan O Balado, en Boqueixón PACO RODRÍGUEZ

De mar y montaña

En A Coruña, sin salir de la provincia, las opciones son múltiples y diversas, tanto para los que prefieren las playas como la montaña. «Despois do Camiño de Santiago, a nosa ruta é a máis popular. Un 20 % da xente que a fai completa son estranxeiros, pero tamén hai nacionais e cada vez máis galegos», destacan desde o Camiño dos Faros, la ruta de senderismo de 200 kilómetros que une Malpica con Fisterra por el borde del mar en la Costa da Morte.

Para los más urbanitas, las tres ciudades de la provincia comparten originales iniciativas, como una ruta guiada por sus edificios modernistas. «En A Coruña ciudad tenemos cuatro diferentes, una por la zona del Ensanche, otra por los Cantones y los jardines de Méndez Núñez, una tercera por la Ciudad Vieja y, la cuarta, por el cementerio de San Amaro. En total, en A Coruña se contabilizan alrededor de un centenar de edificios modernistas. En Santiago sobre unos 30 y lo mismo en Ferrol, donde se conservan otra treintena», explica el arquitecto Alberto Fuentes-Valcárcel.

Muchas de las fechas que tienen para julio y agosto él y el guía oficial Joaquín Fernández Travieso ya rozan el completo. «Nos escribe para reservar un hueco mucha gente que es natural de estas ciudades y viene a pasar unos días en casa. En sus vacaciones quieren aprovechar para conocer esa cara de su ciudad que desconocían», remarca Alberto.

provi.O Camiño dos Faros es una de las rutas más populares en Galicia, después del Camiño de Santiago
O Camiño dos Faros es una de las rutas más populares en Galicia, después del Camiño de Santiago

Una visión alternativa

Las sorpresas están a la vuelta de la esquina. «Pasa mucho en Santiago, donde tenemos un circuito que nada tiene que ver con el que siguen los turistas extranjeros y los peregrinos, a los que impresiona más la arquitectura barroca medieval. Nosotros proponemos una visión alternativa de Santiago», dice Alberto, que también destaca ejemplos de modernismo en pequeñas localidades coruñesas, desde Mugardos a Noia, Muros, Redes u Ortigueira.

La provincia suma atracciones naturales y gastronomía. Dos valores que combinan establecimientos hoteleros como el Pazo da Merced, en Neda. Este inmueble del siglo XVII que nació como una fábrica de pieles, una curtiduría, llegó a ser monasterio y, más tarde, un refugio sanitario para las personas con menos recursos gracias al alma filantrópica de su anterior dueño, el médico Francisco Cebreiro.

Desde 1991 es un hotel de turismo rural de ocho dormitorios, el primer establecimiento de turismo rural de la provincia. «Somos artífices del turismo rural», recuerda Guillermo Alcalá, el gerente e hijo del arquitecto Alfredo Alcalá, quien a comienzos de los 80 compró y rehabilitó el imponente inmueble.

neda.Guillermo Alcalá es el gerente del Pazo da Merced, uno de los primeros establecimientos de turismo rural de la provincia de A Coruña. Está en Neda, con vistas a la ría de Ferrol
Guillermo Alcalá es el gerente del Pazo da Merced, uno de los primeros establecimientos de turismo rural de la provincia de A Coruña. Está en Neda, con vistas a la ría de Ferrol JOSE PARDO

En el exterior han dispuesto uno de sus últimos reclamos, los iglús en los que se puede cenar con las estrellas como telón de fondo. A escasos metros de la ría de Ferrol, desde los jardines de la Merced, por los que pasa el Camino Inglés, se pueden contemplar las grúas de los astilleros.

«Es un paisaje industrial al lado de un entorno natural próximo a destinos como As Fragas do Eume o las playas de Ferrolterra», apunta Alcalá. «Tenemos que descubrirnos. Sin salir de esta provincia tenemos muchísimo potencial», reivindica el hotelero.