El Agra do Orzán, el barrio con mayor densidad de población de Galicia, otea su primer parque

David García A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

Vista actual del terreno en el que se creará el parque del Agra
Vista actual del terreno en el que se creará el parque del Agra MARCOS MÍGUEZ

El BNG ve positiva la cesión de espacios verdes, pero supedita su postura a conocer el plan conjunto para el parque do Agra

14 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

El Agra do Orzán lleva esperando por tener un parque más de 40 años, de hecho está más cerca de que se cumplan 45 sin tener una zona verde propia desde que comenzaron las reclamaciones vecinales con este fin.

El acuerdo entre el Ayuntamiento y el propietario del terreno en el que antiguamente se ubicaba el convento de las Adoratrices para su desarrollo urbanístico tendrá como consecuencia —siempre que se llegue a ejecutar— que el barrio con la mayor densidad de población de Galicia y uno de los líderes en este aspecto en Europa tenga su primer parque.

En la mayoría de sus manzanas supera los 800 habitantes por hectárea y apenas cuenta con espacios abiertos. Los pocos que tiene, como la plaza de As Conchiñas, son más grises que verdes por la predominancia del cemento sobre la vegetación. Los vecinos, que ansían desde hace décadas contar con un pulmón verde, se reunirán la próxima semana para valorar el acuerdo presentado esta semana. 

Zonas verdes y viviendas

Este convenio permitirá crear unos 3.500 metros de zonas verdes para el ansiado parque del Agra que serán desarrollados por el propietario de los terrenos, el empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián, que luego los cederá para espacio público. Mientras, habrá otros casi 1.500 de suelo privado de uso también abierto a la ciudadanía que quedarán entre los dos edificios y que está previsto que se construyan.

Sobre este terreno hace años que pesa una sentencia judicial favorable a su propietario y que quedará cumplida cuando se lleve a cabo una modificación del planeamiento urbanístico que tiene que refrendar el pleno, caso que no se dio en el 2020. Ahora, el gobierno local —del PSOE— debe contar con el apoyo de alguno de los grupos de la oposición.

Hace cuatro años el PP se abstuvo y por el momento no hizo ninguna valoración sobre el nuevo convenio, mientras que el BNG, que había votado en contra junto a la Marea en el 2020, abrió la puerta ayer a que esta vez el asunto salga adelante. Avia Veira, del BNG, ve «positiva toda cesión de parcelas na dirección de aumentar as zonas verdes», aunque advierte que su postura final dependerá «do que o goberno local propoña para o conxunto do parque da Agra».

Mientras esta zona parece que vuelve a tomar carrerilla, sigue a la espera la apertura del parque del Observatorio, contiguo, pendiente de la Aemet.