El edificio con la cubierta derrumbada en A Coruña tendrá que ser demolido

La Voz A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

ANGEL MANSO

Inés Rey asegura que el Ayuntamiento vigilará el cumplimiento del contrato de limpieza viaria ante la amenaza de huelga del STL

03 jun 2024 . Actualizado a las 13:38 h.

El edificio de la calle Tui, en A Coruña, que el pasado fin de semana sufrió un derrumbe de su cubierta durante la madrugada tendrá que ser demolido, según las primeras inspecciones que se realizaron de la estructura. «Fue un derrumbe hacia adentro y no hubo que lamentar daños personales ni materiales hacia la vía pública», recordó la alcaldesa, Inés Rey, que detalló que «los técnicos de Urbanismo hicieron una visita el sábado y otra esta mañana». «A la espera del informe técnico definitivo, lo más probable es que haya que demoler completamente y garantizar la seguridad», adelantó la regidora, que apuntó que tampoco parece que sea posible la conservación de la fachada del inmueble de la calle Tui, en la confluencia con Atocha Alta, y que obligó al corte del tráfico en este punto. 

Mientras, acerca de la amenaza de huelga del STL, sindicato mayoritario en la limpieza viaria, para la víspera de San Juan y durante el verano, la alcaldesa indicó que «es una cuestión entre la empresa y los trabajadores que tienen que solucionar ellos». Así, aseguró que desde el Ayuntamiento estarán «vigilantes del cumplimiento de los pliegos» y aprovechó para exigir a la empresa «que se cumplan todas las condiciones del contrato». «En caso de que no sea así, se tomarán las medidas oportunas para garantizar este servicio público», añadió. Rey fue cuestionada sobre la investigación acordada en el pacto de investidura entre el PSOE y el BNG sobre este sindicato, cuyo cabecilla está siendo investigado por una presunta trama de corrupción por el cobro de mordidas y supuestos delitos de estafa, blanqueo de capitales y corrupción entre particulares. «En este momento no hay más avances», dijo.

Inés Rey visitó este lunes la plaza de Santa Catalina, en la que recientemente se reemplazaron las tablas de madera por granito moreno para evitar los problemas que producía el material anterior, una actuación que se enmarca dentro de la renovación de San Andrés. «Por falta de mantemento e as cuestións meteorolóxicas estaban en mal estado e xeraban queixas dos veciños porque se esbaraba», explicó sobre una intervención que fue aprobada por la comisión Pepri. Además, se instalaron 12 bancos dobles y papeleras para crear una zona de estancia.