El STL amenaza con una huelga de barrenderos en vísperas de San Xoán

LA VOZ A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

Un trabajador de la concesionaria municipal de limpieza viaria, en Entrejardines
Un trabajador de la concesionaria municipal de limpieza viaria, en Entrejardines MARCOS MÍGUEZ

El comité de empresa de la UTE A Coruña Limpieza consensuará con los trabajadores un paro «indefinido e intermitente» durante todo el verano

04 jun 2024 . Actualizado a las 14:15 h.

El sindicato STL, cuyo cabecilla está siendo investigado por una presunta trama de corrupción por el cobro de mordidas y supuestos delitos de estafa, blanqueo de capitales y corrupción entre particulares, acaba de comunicar este sábado que tiene previsto convocar una huelga en vísperas del San Xoán en la concesionaria que se encarga de la limpieza urbana de A Coruña.

El portavoz de la UTE A Coruña Limpieza, donde el STL tiene representación mayoritaria, asegura que la concesionaria «no está cumpliendo con el pliego de prescripciones técnicas particulares del contrato», ya que, sostiene, está «minorando tanto los servicios como la plantilla», además de otros incumplimientos que «suponen una gravísima vulneración de los derechos de los trabajadores». De todo ello, agrega, se ha informado al Ayuntamiento de A Coruña, pero continúa sin ser atendida su petición de una reunión con Medio Ambiente «por lo que se sobreentiende el poco interés en solventar estos graves problemas».

Ante esta situación, el comité plantea diferentes movilizaciones, entre ellas manifestaciones y la convocatoria de una huelga «que se consensuará con todos los trabajadores» y que daría comienzo «en los días previos a la festividad de San Juan». El comité añade que se trataría de un paro que se prolongaría «de manera indefinida e intermitente durante todo el verano».

El órgano de representación de los trabajadores asegura que esta medida se adopta como respuesta a la actuación de la concesionaria, ya que, asegura, «despide injustificada e indiscriminadamente» a empleados, abre expedientes sancionadores «con fines represivos e intimidatorios», además de no cubrir las ausencias, lo que sobrecarga al personal, y no cuenta con la maquinaria necesaria.