Vecinos de A Cubela piden más plazas de párking tras las obras de humanización

A CORUÑA CIUDAD

Obras de humanización de la calle Puente, en el barrio de A Cubela.
Obras de humanización de la calle Puente, en el barrio de A Cubela. CESAR QUIAN

El Ayuntamiento baraja la posibilidad de acceder a algunas de la soluciones que proponen los comerciantes

29 may 2024 . Actualizado a las 10:28 h.

Vecinos y comerciantes del entorno de la plaza José González Dopeso y la calle Puente, en el barrio de A Cubela, han comenzado una recogida de firmas para reclamar al Ayuntamiento de A Coruña que coloque plazas de estacionamiento rápido y vigilado una vez que finalicen las obras de humanización. «Estamos totalmente de acuerdo con la reforma de la calle y el ensanchamiento de las aceras, que era necesario. El problema es que esta zona se queda sin zonas de aparcamiento, necesitamos un sitio que pueda dar servicio al barrio», dice Suso Cambón, propietario de la librería Azeta.

Han recogido unas 500 firmas. En el escrito de recogida solicitan «a creación dunha zona de estacionamento rápido vixiada o máis céntrica posible do barrio, que nós propoñemos na rúa Ponte. Ademáis, solicitamos que se restableza o aparcamento para motos, que ao noso entender estaba ben onde estaba antes ou na rúa Rianxo». Fuentes municipales cuentan a La Voz que están «estudiando todas las posibilidades que ofrece la vía».

La remodelación completa de la calle Puente comenzó el pasado mes de noviembre. Han sido más de siete meses de obras que han afectado a la facturación de los establecimientos de la zona. El propio Suso Cambón lo cifra en más de un diez por ciento. «Mi negocio ha bajado un 15 % la facturación, está claro que es por las obras, pero después de ellas puede ser peor».

Lo mismo le ha sucedido a Mónica Rial, de la peluquería Gabany: «A mí me afecta muchísimo porque tenemos clientes y clientas de otros barrios de A Coruña, y ahora es imposible parar un momento por si quieren dejar a un familiar o recogerlo. O, incluso, para gente que tiene movilidad reducida y los tienen que dejar lo más cerca posible. Nosotros el mes pasado tuvimos un bajón impresionante de ventas». «Se ha notado mucho porque el aparcamiento es mínimo en esta zona, bajaron mucho las ventas», dice por su parte María Martínez, dueña de Caracola Kids.

Cierres de locales

El caso extremo de esta situación lo representan los cierres. El primero que se va a producir es el de la ferretería Ferranosa. Alejandro González, ingeniero civil y propietario, contó a La Voz que los últimos meses fueron los más complicados de la historia del negocio: «Las obras empezaron el pasado año y llevo cinco meses muy difíciles porque el cliente grande dejó de venir por los problemas de acceso y aparcamiento. Está muy difícil aparcar». González bajará la persiana definitivamente cuando termine todo el stock.

Lo mismo le ha sucedido a Suraya de Jequi, dueña de Ballon Design, que se va a mudar de local: «El cambio viene motivado por la baja afluencia de clientes. La cuestión es que están teniendo problemas para aparcar. Una de mis clientas me dijo directamente que dejará de comprar globos porque es muy difícil aparcar. Cuando empezaron las obras la merma de facturación fue del 35 % o el 40 %». El futuro ahora lo tiene puesto en la calle Víctor López Seoane, por donde está el Chaflán. Le espera un local más pequeño, pero que «va a poner muy bonito».

Ronda peatonal 

Estas obras de la calle Puente forman parte de la ronda peatonal, que prevé conectar el parque de San Diego, en las inmediaciones de Os Castros, con el futuro parque del Observatorio, en el barrio de Agra do Orzán. Sumando el camino peatonal de la calle Puente necesario para conectar la Gaiteira con Alcalde Marchesi, serán algo más de 2,5 kilómetros consecutivos para peatones entre el Parque de San Diego y el final de Ramón Cabanillas.