«Coruñés, ahuaca la maraca»

Sandra Faginas Souto
Sandra Faginas CRÓNICAS CORUÑESAS

A CORUÑA CIUDAD

CESAR QUIAN

Los misterios de los idiomas son insondables, pero es una evidencia que el koruño, esa jerga propia que se pucha en esta ciudad, está íntimamente ligada al fútbol

23 may 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Después de ver a Lucas Pérez en Land Róber llevando a Touri de traductor de galego con ese acento koruño, me acordé de un amigo mexicano que en cuanto escuchó hablar aquí a Paco Vázquez con su pronunciación característica, entre «curuñeses» y «Arteeeijo», creía que el entonces alcalde estaba hablando en gallego. Los misterios de los idiomas son insondables, pero es una evidencia que el koruño, esa jerga propia que se pucha en esta ciudad, está íntimamente ligada al fútbol. No veo yo a los del Leyma —ni mucho menos a los del golf— junando a los rivales, todos grillaos, diciéndoles eso de: «Mira mis eskais que como me chine te meto un fotón». El koruño está muy ligado a los chorbitos del fútbol, no solo a los Dépor, sino a todos esos chinorros que se mueven en los equipos locales y que tanto salen del Orilla como del Imperator o del Maravillas. Es un fútbol de categoría con gente de categoría. Lo constaté hace unos día, rodeada de algunos colegas, que ahora son los padres de toda esa cantera del Dépor (tanto de jugadores como de aficionados), que entre garimbas, alentaban la memoria de esta ciudad. Se lo saben todo porque han vivido el barrio y distinguen bien lo que es de juja. En esa tertulia —que me río yo de las del Café Gijón— estaban hablando de las movidas del Joni y del Cornetas, recordando aquellas noches de tanto alpiste cuando alguno buscaba donde piltrar. En ese instante de risas, caí en la cuenta de que la conversación solo la podíamos seguir porque todos controlábamos el código (la guita, lo que íbamos a jalar...). Entonces uno, que es un maestro del koruño, se levantó, se quitó las lelas, y dijo una frase para la posteridad: «En mi cumple voy a dar una fiesta que ahuaca la maraca». Vivir na Coruña que bonito é.