El Gobierno considera «urgente» la transformación de la fachada marítima de A Coruña

David García A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

César Quian

El ministro Óscar Puente señala que trabajan en tres frentes:  un convenio con la Xunta y el Concello para el traslado de la actividad a Langosteira, una herramienta jurídica para consensuar usos y un modelo exitoso y una reestructuración de la deuda de la Autoridad Portuaria

16 may 2024 . Actualizado a las 18:18 h.

El Ayuntamiento y la Xunta avanzaron en las últimas semanas que la transformación de la fachada marítima de A Coruña pasaba por la colaboración entre las Administraciones y el próximo miércoles habrá una cumbre en María Pita con este fin. El trabajo discreto y silencioso de los últimos meses empieza a trascender con cuentagotas y sin detalles, pero el ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, respaldó este jueves durante una visita a la ciudad la trascendencia de este proyecto.

Tres frentes

El acuerdo, en estado avanzado. El representante del Gobierno central especificó que están trabajando en «tres frentes». Uno de ellos es la negociación de un convenio con la Xunta y el Ayuntamiento «para trasladar la actividad del puerto interior al exterior, que ya mueve el 60 % y ha movido más del 400 % en los dos últimos años». Otro de los asuntos es buscar «un uso consensuado y responsable de las 80 hectáreas liberadas a través de un instrumento jurídico integrador de las tres Administraciones para garantizar la viabilidad y el éxito social de esta reordenación de la fachada marítima». El tercer punto es la reestructuración de la deuda del Puerto, que debe pagar 286 millones hasta el 2051. El objetivo es «garantizar el futuro del Puerto y la culminación de la que será la mayor transformación de la ciudad en los próximos años». Los cambios se centrarían en postergar el aumento de pagos que está previsto a partir del 2026. Según los convenios del 2004, la venta de terrenos del puerto interior se usaría para lograr ingresos con los que paliar esta carga financiera, una idea a priori descartada ahora.

Gobierno central

Sendas, zonas deportivas y verdes, edificaciones y hostelería. El ministro Óscar Puente calificó de «urgente» la transformación de la fachada marítima, un proyecto que se debe combinar con hacer «viable la situación económica y financiera de la Autoridad Portuaria». El representante del Gobierno central apuntó la necesidad de dar una «solución basada en el valor social» y que la idea a ejecutar es la de combinar «sendas peatonales, zonas deportivas y verdes con edificaciones y hostelería para devolver a la ciudad lo que no disfruta», ya que el carácter urbano actual del puerto «hurta» a los ciudadanos estos espacios. Puente realizó estas declaraciones en A Coruña con motivo de un viaje ferroviario entre Madrid y la ciudad herculina en uno de los trenes que próximamente comenzarán a unir ambas urbes por medio de la alta velocidad.

Xunta

Rueda apuesta por «reinventar» los convenios del 2004. El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, aseguró que las negociaciones suponen abrir una nueva vía frente a los convenios del 2004, que hay que «reinventar» para que haya una «mejora» en las actuaciones previstas. Todo ello para encontrar una «solución» y «una segunda vida a esta ciudad», añadió. Rueda abogó por el diálogo y la colaboración «por encima de planteamientos ideológicos».

Ayuntamiento

Integración urbana. La alcaldesa, Inés Rey, recordó que «no hace muchos días nos reunimos en Santiago las dos Administraciones para abordar una cuestión fundamental para A Coruña y para Galicia», en relación al encuentro que mantuvo con Alfonso Rueda. «El objetivo es que los espacios portuarios se integren en la malla urbana de la ciudad y que sigan siendo terrenos públicos. El 22 de mayo, muchos de los que están hoy aquí, volverán a María Pita para empezar unidos la integración del puerto interior en la fachada marítima», explicó la regidora sobre la cumbre interadministrativa del próximo miércoles. «Es una intervención que va a suponer la mayor transformación de la ciudad en décadas, afrontaremos juntos la segunda gran modernización de A Coruña», concluyó.